El sida sigue dando

México ya tiene 375 mil 296 casos confirmados de 1983 a la fecha. La población dejó de temerle al VIH y relajó los cuidados para evitar contraer el virus

En 1981 se detectaron en Nueva York y California los primeros casos de una de las enfermedades más temidas del mundo, el sida, provocado por el Virus de Inmunodeficiencia Adquirida, (VIH) la comunidad científica y la población se alarmaron al observar pacientes con enfermedades poco comunes.

Gaetan Dugas era homosexual, fue señalado como el paciente 0 y presunto culpable de la propagación de virus.

El asistente de vuelo fue el primer caso confirmado a través de la prueba de Ensayo por Inmunoabsorción Ligado a Enzimas (ELISA) y pronto el sida se propagó por todos los rincones del planeta.

El miedo se convirtió en pánico al empezar a morir miles de personas, puesto que en ese momento no se contaba con información científica acerca de esa nueva enfermedad, cómo se contraía y, sobre todo, que era altamente contagiosa y sin cura.

Actores de cine, cantantes, artistas, figuras públicas y muchas personalidades del mundo fueron contagiadas del virus y murieron al poco tiempo porque no había cura.

En su más reciente informe el Programa Conjunto de las Naciones Unidas sobre el VIH/Sida (ONUSIDA) refiere que, de 1981 a la fecha, en el mundo adquirieron el VIH 113 millones personas y más del 75% murieron a causa de esta enfermedad.

Los grupos de personas más afectadas por el VIH han sido de la comunidad LGBTTI+Q, los farmacodependientes al compartir agujas contaminadas y quienes tienen más de una pareja sexual.

Las campañas de información para prevención del VIH movieron conciencias y la población las siguió al pie de la letra durante un tiempo.

Sin embargo, al surgir los medicamentos retrovirales que prologaban la vida de los pacientes las medidas de protección se fueron relajando y los contagios se dispararon.

La medicina ha avanzado para que el VIH no sea para los portadores una sentencia de muerte, ahora con un tratamiento de antirretrovirales, el individuo deja de desarrollar el sida y su promedio de vida una vez detectado el virus es de 40 años o más.

Sin embargo, sigue siendo una enfermedad que no tiene cura puesto que en 2023 1.5 millones de personas murieron de sida.

A 43 años de la aparición del sida no hay una cura efectiva, no se ha podido desarrollar una vacuna que detenga el avance y la propagación del VIH.

Tan solo en México, durante 2024, hubo 17 mil 739 nuevos contagios, es decir, el sida sí da y seguirá dando si se hace caso omiso a la principal recomendación: hágalo solo con su pareja o, en su caso, use protección y proteja a los suyos.

Deja un comentario