La búsqueda intensa

La organización Fuerzas Unidas por Nuestros Desaparecidos en Coahuila (Fuundec) inició la semana pasada una actividad más de búsqueda de las personas desaparecidas en el estado, esta es una labor en extremo difícil y profesional, se trata de exhumar los restos de cuerpos localizados en el panteón municipal 2 de Torreón, hace una semana iniciaron la exploración en 30 fosas comunes en las que se espera recuperar 118 cuerpos y de ahí transitar a la identificación de personas desaparecidas en la Región Laguna.

Actualmente se cuenta con un registro de 2 mil 779 personas desaparecidas en el estado que siguen sin ser localizadas. Las acciones de búsqueda se realizan en los panteones de Torreón porque el 60% de las denuncias por desaparición se encuentran concentradas en esa región.

Han sido siete colectivos los que han exigido a las autoridades de la Fiscalía de Personas Desaparecidas en Coahuila, la que preside José Ángel Herrera Cepeda llegar a esta acción extrema, colaboran también el Centro Regional de Identificación Humana de Coahuila (CRIH) a cargo de Yezka Garza Ramírez en el que se encargan de tomar la muestra del ADN a los familiares de desaparecidos. Hasta el fin de semana pasado se habían recuperado 49 cuerpos.

Los colectivos y las dependencias oficiales trabajan desde las siete de la mañana hasta las cinco de la tarde diariamente. Según un desplegado emitido por Fuundec, las autoridades han sido en extremo omisas y burocráticas ya que hay casos como el de Cosme Humberto Alarcón Balderas de 16 años, desaparecido, las denuncias datan de hace 10 años o 14 y en algunos los expedientes desaparecieron, lo cual demuestra la inoperancia e irresponsabilidad de la Fiscalía.

Fuundec lleva 10 años trabajando en la búsqueda de personas desaparecidas y acusan a las autoridades de prolongar, con su actuación negligente el dolor de las familias.

Las exhumaciones que ahora se verifican son parte del Plan Estatal de exhumaciones e identificación Forense que es fruto de las exigencias de las familias coordinadas con organizaciones de la sociedad civil defensoras de derechos humanos, principalmente el Centro de Derechos Humanos Juan de Larios (CDHJL) que esperan reconocer al menos 800 cuerpos sin identificar.

Hasta ahora una cantidad incuantificable de más de 100 mil fragmentos localizados en lugares de exterminio.

Los dirigentes del CDHJL expresan que en la búsqueda iniciada en 2017 a la fecha se han efectuado 23 jornadas de trabajo en panteones municipales en los que se han cavado 62 fosas y exhumado 97 cuerpos, identificándose 13, de los cuales 12 fueron entregados a los familiares y uno está pendiente de reconocer. Hasta el lunes pasado se habían recuperado 49 cuerpos, el trabajo para los que participan en las exhumaciones es agotador, ya que laboran todo el día en la interacción con las familias.

Fuundec exige al gobierno de Coahuila se realice una investigación exhaustiva que establezca la verdad y se garantice la justicia por la desaparición de Cosme Humberto Alarcón Balderas cuyo expediente fue extraviado y su familia estuvo sometida a la tortura por dos procesos de exhumación en los que el cadáver no fue localizado.

Además, demandan que mediante los resultados de la exhumación de cuerpos sin identificación, así como los de restos en lugares de exterminio, se inicien procesos penales en contra de los funcionarios que por acción u omisión hayan violado los derechos humanos de miles de personas; que se garantice el presupuesto para el Centro Regional Integral de Identificación Humana (CIIH), se contrate un mayor número de peritos forenses con perfiles acordes a las normas internacionales y se actualicen los convenios colaborativos con el Equipo de Antropología Argentino Forense.

Se exige también la renuncia del Fiscal José Ángel Herrera Cepeda y que se le investigue por responsabilidad administrativa y/o penal por actos de omisión y aquiescencia por las desapariciones de más de 2 mil personas en Coahuila.

Así trabaja el CDHJL y otros colectivos que lo apoyan. Es el arduo trabajo en pro de la justicia, no una labor de escritorio o de banqueta como los que se mantienen del presupuesto público, años ahí sin ningún resultado.

Mujeres insignes de Coahuila

No voy a recurrir a las heroínas históricas de la entidad que generalmente están detrás de un hombre, no, a las que me referiré será a mujeres que dejaron o están dejando un legado para las generaciones coahuilenses, ellas, las que son casi ignoradas o poco tomadas en cuenta en cuanto a sus aportaciones para hacer de Coahuila un estado de paz y mejor para la posteridad.

Recurriendo a la acertada obra del Prof. Arturo Berrueto González, en su Diccionario biográfico de Coahuila, tomo 1, y a otros documentos y relatos a mi alcance y en el marco del Día Internacional de la Mujer hago un reconocimiento a estás mujeres coahuilenses.

Enriqueta Ochoa Benavides (1928-2008), nació en Torreón, estudió en la normal y fue maestra en varias universidades del país. Conozco a Enriqueta Ochoa por sus poemas. Su obra literaria me deslumbra, fue una maestra de las palabras, el Instituto Nacional de Bellas Artes le otorgó la medalla de oro en reconocimiento a su labor literaria. Sus poemas han sido traducidos al inglés, francés, alemán y japonés. Le fue otorgada la Placa de Oro como Hija Predilecta de Coahuila.

Nancy Cárdenas Martínez, (1934-1994) nativa de Parras, dramaturga, periodista, locutora radiofónica, pionera de la defensa de los derechos humanos de la comunidad LGBTQ en México. Poeta, doctora en Filosofía y Letras por la UNAM, con estudios de cine y artes escénicas en la prestigiosa Universidad de Yale y estudios de lengua y literatura polaca en Lodz, Polonia. En las marchas del 68, arriesgó su vida al estar presente en la plaza de Tlatelolco al momento de la masacre. Rompió con los esquemas conservadores de la sociedad mexicana.

Aurora Aranda Esquivel, originaria de Francisco I. Madero, fue la primera alcaldesa de su municipio 1985-1987. Una mujer muy activa, construyó la Casa de la Cultura, la Escuela de Educación Especial, el Gimnasio Municipal, la unidad habitacional FONHAPO, pavimentó calles y la villa alcanzó el rango de ciudad.

Magali Sánchez Cuéllar (1938-2020) nacida en Saltillo, estudió lengua y literatura españolas en la Benemérita Escuela Normal Superior, cursó letras hispanoamericanas en la UNAM, fue catedrática en diversas universidades de Coahuila. Escritora y pionera feminista en Saltillo, en ese entonces ciudad hermética a todo lo que se percibiera como defensa de los derechos de las mujeres. Escribió poesía, fundó revistas, fue periodista y maestra. Polémica y siempre distinguida, fue promotora e integrante del primer grupo pro defensa de los derechos humanos en Saltillo. Mujer polifacética, fue candidata a senadora por el PRD.

María Morales Cadena (1905-1980), destacada maestra que durante 50 años. Ejerció la docencia en Múzquiz su tierra natal, estudió en la Escuela Normal del Estado, ascendió a la dirección de diversas escuelas en su ciudad, fue condecorada con la Medalla Ignacio Manuel Altamirano, máximo reconocimiento a la labor magisterial; defensora del magisterio regional de la Sección 38 del SNTE.

Magdalena Guzmán Garza (1931-2015) saltillense, conocida popularmente como Magda, comenzó su carrera a los 10 años, relevante actriz de cine, televisión y teatro, estudió actuación en Bellas Artes y en la Academia de Arte Cinematográfico. En el cine actuó al lado de estrellas de la talla de Silvia Derbez, Lilia Prado y Ana Luisa Peluffo. Filmó películas con Pedro Infante, Ernesto Alonso, Andrés Soler, Pedro Armendáriz y Héctor Suárez; en televisión trabajó para Televisa en telenovelas de mucho éxito, como Bodas de odio, La usurpadora y Rosa salvaje, entre muchas otras.

Llama la atención que en el Diccionario biográfico del profesor Arturo Berrueto González, muy bien hecho, por cierto, en sus dos tomos predominan las figuras masculinas, las femeninas están en su mayoría en el área educativa, cosa de los tiempos.

Posdata

Maestra Berenice de la Peña, elegida para dirigir la Facultad de Psicología de la UAdeC, esa facultad te merece, tu profesionalismo académico la llevará adelante.

Licenciada en sociología por la UANE, Saltillo. Ha cursado estudios de Maestría en sociología, con especialidad en ciencia política, UNAM. Posee varios diplomados, entre los que destacan Análisis Político, en la UIA; El debate nacional, en UANL; Formación de educadores para la democracia, en el IFE; Psicología de género y procuración de justicia. Colabora en Espacio 4, Vanguardia y en otros medios de comunicación.