Un bocado de nostalgia

¿Se acuerden del gato y el ratón? La nostalgia sigue dejando frutos. Ganadores de premios Oscar y con más de 50 años de carrera, Tom y Jerry regresan a la pantalla grande como en su mejor momento. ¿Quiénes son? Por aquellos que no los ubiquen son dos personajes animados, un gato (Tom) y un ratón (Jerry), que protagonizaron un gran número de cortometrajes creados, escritos y dirigidos en su momento por el fabuloso y creativo par de William Hanna y Joseph Barbera.

¿De qué va? Esta nueva versión de acción real de la clásica serie de dibujos animados cuenta la historia del travieso ratón Jerry cuando se instala en el mejor hotel de Nueva York en la víspera de la «boda del siglo», lo que obliga a Kayla (Chloë Grace Moretz) a contratar a Tom para que se deshaga de él. No es la gran trama, pero más de uno querrá recordar esos domingos de caricaturas pegados al televisor.

A tenor de lo que dicen los críticos, probablemente sea mejor ceñirse a la serie de televisión original, ya que la película ha sido calificada de todo, desde «poco imaginativa» hasta «catástrofe»… aunque algunas críticas fueron un poco menos duras, pero ¿qué esperaban de dos personajes que en su mayoría del tiempo fueron mudos? El truco aquí está en una palabra: nostalgia.

Para muestra, vamos a los números. Cuando Warner Bros. anunció su plan de estrenar todas sus producciones de 2021 simultáneamente en salas de cine y en la plataforma de streaming HBO, fueron muchas las voces que se alzaron con no poco alarmismo. ¿Cómo se les ocurre?, clamando que esta estrategia podría suponer poco menos que un nuevo clavo en el ataúd para un modelo de distribución tradicional suficientemente dañado.

No obstante, un vistazo rápido a la taquilla estadounidense de este fin de semana nos permite disipar buena parte de ese discurso agorero, porque Tom & Jerry ha debutado como el segundo mejor estreno de un largometraje desde que estallase la pandemia de coronavirus, cosechando 13.7 millones de dólares; una cifra únicamente superada por Wonder Woman 1984, que amasó 16.4 millones. Entonces, el dueto vuelve a hacer de las suyas y demuestran que siguen siendo redituables.

Tom y Jerry es una oferta adecuada, con un reparto interesante, una banda sonora chispeante y diversión ocasional. Es una lástima que estos personajes, a menudo, parezcan como ideas de última hora en su propia película, y que no tengan mucho más qué hacer que servir a la historia de otros.

Promotor cultural.