Emergencia en la biodiversidad

Recientemente se dieron a conocer hechos que angustian, la humanidad induce con rapidez el fin de la vida en nuestro planeta, no es catastrofismo, un ejemplo entre mil, la presa Madín en el municipio de Naucalpan, Estado de México, pasa por una etapa de grave contaminación, miles de peces carpas flotan muertos en sus aguas envenenadas y otros tantos luchan por sobrevivir buscando oxígeno, es desolador.

Los trabajadores recogen los animales muertos y los entierran en fosas. El fondo de la presa está colmada de materia orgánica que impide que los animales respiren el oxígeno que les da vida. Los activistas del medio ambiente atribuyen los hechos al bajo nivel del agua y a las descargas de desperdicios de los desarrollos inmobiliarios, el daño de la presa es letal. Las más de 200 aves migratorias se han desterrado, solo quedan unas cuantas. Los más de 30 mil habitantes de la zona también se ven afectados, se quejan, pero no hay autoridad que los atienda.

Casos como el narrado se encuentran por miles en este país. ¿Somos depredadores por naturaleza, destructores? Lo estamos haciendo y el planeta está respondiendo, ha empezado a destruirnos a nosotros. El principal motor de destrucción es la economía neoliberal que privilegia las utilidades del corto plazo de las élites por encima del bienestar de las personas y del planeta, el extractivismo inmoderado de hidrocarburos y productos minerales, la explotación de los océanos con la sobrepesca y el hiperconsumismo, porque se cree que comprar es la felicidad, es la cultura del desperdicio, así hemos desequilibrado al planeta.

La pandemia que vivimos es una catástrofe, un apocalipsis planetario y también estamos en una urgencia climática que ya padecemos, México está viviendo los efectos de la escases de agua y su contaminación, en el mundo hay huracanes intensos, terremotos, inundaciones, hambrunas, emisiones de efecto invernadero fenómenos que aumentarán y nos sitúan en una emergencia de biodiversidad por la extinción de las especies de manera que si no paramos de destruir a la naturaleza, ésta destruirá a la humanidad, como está ocurriendo.

La naturaleza nos ha hecho tomar conciencia de nuestra fragilidad, y de la interdependencia estricta que existe entre naturaleza y humanidad, porque somos naturaleza y no podemos dominarla indiscriminadamente porque tenemos una total codependientes con ella, o la protegemos o nos destruye.

No es posible ignorar la emergencia social en la que la distancia entre ricos y pobres es imparable y abre el camino a la manipulación, a la desinformación, lo cual nos conduce a desafíos terribles, los científicos calculan que para 2030 la deforestación y las emisiones de efecto invernadero deberán reducirse a la mitad y llegar a cero en 2050, los países ricos deben actuar con prisa, el tiempo apremia, se tienen planes para avanzar en esas metas, pero urge comenzar, optar por las energías renovables limpias y encontrar un sistema distributivo distinto.

El problema es que nos gobiernan las corporaciones y los bancos que son mecanismos diseñados para generar ganancia y los políticos están supeditados a ellas, doblegar a las corporaciones parece imposible, pero los expertos expresan que ya se ha comenzado, hay países que cuentan con sistemas para modular a la banca e inducirla al cambio de manera que invierta en energías limpias y renovables.

Ante este apocalipsis hay grupos, sobre todo de jóvenes de la Unión Europea que se están empoderando y reaccionando para presionar y que se emitan resoluciones transparentes, en sus elecciones la crisis climática fue un tema principal, lo que dio origen al «Acuerdo Verde» para que tome la ruta de una trasformación a profundidad de su economía y su sociedad para alcanzar la neutralidad climática, descarbonizando Europa de manera verde, fue el acuerdo; también en los Estados Unidos, Joe Biden presentó una agenda ambiciosa sobre el cambio climático. Otro ejemplo es Costa Rica que está impulsando un plan para descarbonizar sus sectores, modernizar su sistema de transporte público para que sea limpio, tienen una eco-agricultura, entre otras medidas.

Son cambios pequeños, pero indican una transformación de mentalidad, de conciencia para el cambio sustentable. En México el activismo ambiental es débil y el gobierno no muestra acciones que vayan por la vía de la detención para la extracción de los hidrocarburos y la promoción de las energías verdes y eólicas, lo que se está haciendo es reforestar y es bueno, por algo se empieza. Ante la urgencia climática y las pandemias, lo más urgente es defender la vida natural que es tanto o más que defender la vida humana.

El resurgimiento de la ultraderecha

La reaparición del ultra conservadurismo de la ideología de derecha, que siempre ha estado ahí, aunque ahora se revelo con descaro, causó revuelo en toda la prensa nacional. El partido Acción Nacional se exhibió mundialmente cuando algunos senadores panistas recibieron al líder del partido político español ultraderechista Vox, Santiago Abascal.

Destacados líderes y cuadros del PAN criticaron o hasta renegaron del encuentro, hecho que dio pie a que se revelaran vínculos de militantes panistas con el partido ibérico de tendencia dictatorial franquista y hitleriano que arribó por primera vez al Parlamento español en 2019 e impulsa esa ideología en España después de 40 años de democracia.

La visita de Abascal no es un hecho menor, ya que tanto panistas como algunos senadores priistas firmaron en el propio senado, la Carta de Madrid, que tiene como propósito frenar el crecimiento del comunismo y defender la libertad y la democracia en el mundo, documento que han suscrito personajes de diferentes países como Perú, Argentina, Venezuela, EE.UU., El Salvador, Chile, Ecuador, Bolivia, Brasil, Paraguay, Suecia, Costa Rica, Cuba, entre otros. Iberósfera, ese es el término con el que Vox pretende referirse al mundo latinoamericano en el que intenta ampliar su influencia, el que, según ellos, la región está secuestrada por gobiernos procomunistas, afirmación delirante que hasta resulta divertida, se pretende revivir a un fantasma enterrado precisamente en donde nació, Rusia.

En México, al menos siete compatriotas han firmado la Carta de Madrid, la cual afirma: «El avance del comunismo supone una seria amenaza para la prosperidad y el desarrollo de nuestras naciones, así como para las libertades y los derechos de nuestros compatriotas».

No deja de llamar la atención que, cuando evidentemente el comunismo va en manifiesta decadencia, los líderes de Vox sostengan ese argumento para conseguir simpatizantes. ¿A quién pretenden engañar? Las relaciones con la derecha estadounidense y los círculos ultraconservadores que rodean a Donald Trump se han infiltrado en su discurso con un marcado aderezo del expresidente estadounidense.

Wikileas reveló que Margarita Zavala, exprimera dama, ahora diputada panista y su hermano Juan Ignacio Zavala forman parte de una red de ultraderecha internacional, la cual estaría formada por personalidades de más de 50 países entre las que está el Yunque, fundado en este país en 1953, organización mexicana que controla al PAN y se ha extendido a todo el mundo, algunos miembros del Instituto Tecnológico Autónomo de México y del Tec de Monterrey lo apoyan (La Octava).

El PAN cumplirá pronto 81 años de haber sido fundado y para nadie es un secreto que una parte del panismo siempre se ha identificado con la extrema derecha, con el fascismo y el nazismo, aunque hay que admitir que ha sido un partido que ha impulsado cambios a favor de los mexicanos, pero también es preciso reconocer que en las décadas recientes, en su alianza con el expresidente Carlos Salinas ha apoyado incuestionablemente a la derecha radical ideológica y económica en sus políticas neoliberales de los últimos 40 años, lo cual lo ha hecho idéntico al PRI, de ahí su nuevo apelativo, PRIAN que surgió de la alianza del jefe Diego con Salinas, lo cual ha conducido a una claudicación de los principios humanistas de ese instituto político lo que lo ha llevado a tener gobiernos como los de Vicente Fox o Felipe Calderón.

Que el grupo parlamentario del PAN en el senado haya recibido al líder del partido español Vox de extrema derecha que se alía a la organización «secreta» el Yunque, ha provocado que hasta el presidente de México se haya sumado a expresar que tanto el Vox como el PAN son lo mismo: «muestran tendencias fascistas, de clasismo, sectarismo» y posiciones peligrosas que reivindican lo peor del fascismo y del franquismo.

Es bueno y justo que en México se haya dado este debate porque hay mexicanos que analizan, que piensan, pero muchos otros que desconocen la historia de los partidos políticos, aunque en el PAN no hay deliberación, pero ojalá, a partir de estos hechos los mexicanos reflexionen qué tanto el PAN representa sus intereses.

Los dirigentes panistas olvidan que la 4T tiene una legitimidad que envidian los anteriores gobiernos del PRIAN surgidos de los fraudes electorales y de acuerdos de las cúpulas económicas y partidistas que llegaban para saquear.

Las corporaciones globales no se detienen ante una supuesta hispanidad católica, imperial, unificadora y habitante de una imposible iberósfera, Vox surgida de las antiguas colonias de ultramar sostienen que la civilización occidental les pertenece, aunque hayan surgido como producto de la esclavitud de los continentes a los que sometieron a base del saqueo.

Licenciada en sociología por la UANE, Saltillo. Ha cursado estudios de Maestría en sociología, con especialidad en ciencia política, UNAM. Posee varios diplomados, entre los que destacan Análisis Político, en la UIA; El debate nacional, en UANL; Formación de educadores para la democracia, en el IFE; Psicología de género y procuración de justicia. Colabora en Espacio 4, Vanguardia y en otros medios de comunicación.