Jaque visual

De niño jugaba con un ajedrez con figuras gigantes —no como las de Harry Potter—, trataba de comerme todas las piezas de mi competidor y quería siempre pedir primero las piezas negras porque eran las más «padres», ante este par de decisiones seguramente en un torneo no duraría ni cinco movimientos.

A lo largo de los años hemos escuchado o visto películas como En busca de Bobby Fischer, Magnus, La tabla de Flandes, La defensa luzhin, La jugada maestra, Hijo de Caín, Reina de Katwe, entre otras que de una forma u otra giraban alrededor del juego de ajedrez, pero Gambito de dama de Scott Frank y Allan Scott, vino para marcar un antes y un después de la forma en la que se ve la forma de jugar ajedrez.

A fines de octubre llegaba Gambito de dama a la gran N. Una serie protagonizada por Anya Taylor-Joy, que durante su promoción pasó un tanto desapercibida. Su trama gira entorno a mujer que juega ajedrez, no sonaba muy atrapante desde el primer momento, ¿ajedrez? ¡Aburrido! Sin embargo, la miniserie de la plataforma de streaming demostró que es capaz de entretener y lograr que el ajedrez sea un disfrute para todos. Las virtudes de esta miniserie de Netflix donde contra todo pronóstico, se ha colado en el top de lo más visto de la plataforma.

La serie de Netflix se encuentra bien narrada y construida, logrando de esta manera su clave del éxito. Es una gran apuesta por el ajedrez, busca mostrarnos el gran amor que sienten los personajes por este deporte porque ¡Es un deporte!. Al estar ambientada en la época de los 60, Gambito de dama remite a los viejos tiempos enfocándose en la melancolía. Nos muestra la vida de una niña que se convierte en mujer, con los movimientos sorpresas de la vida misma, las perdidas que sufre ante sus decisiones y las victorias que logra gracias a su talento y disciplina.

Nos cuenta la fulgurante carrera de una niña, Beth Harmon, que aprende a jugar al ajedrez en un orfanato con la persona menos esperada, y pronto pasa a competiciones más y más importantes y difíciles. Se codeará con jugadores cada vez más duros, invariablemente hombres, y tendrá problemas de adicción que la mantienen concentrada y la ayudan a soportar la presión, pero no se claven en eso, porque si algo muestra esta serie es que la victoria no llega de la nada.

Gambito de dama transmite toda la competitividad y exigencia mental del ajedrez de alto nivel sin que dejemos de entender los conflictos que cualquier competidor lleva a la mesa. Sin resultar discursiva ni paternalista, la serie consigue mostrar una serie sobre el deporte más cerebral del mundo cuente una de las historias más humanas del año.

Una serie que sin duda sembrará el interés por conocer más del ajedrez, su historia, formas de jugar y saber que las piezas negras no siempre son las mejores y donde el juego va más haya de verse bonito en la mesa del estudio.

Nota. ¿Qué es el gambito de dama? Es una apertura de ajedrez. Se caracteriza por los movimientos 1.d4 d5 2.c4 En realidad, tras estos movimientos existen multitud de aperturas y variantes, pero históricamente se engloban bajo la denominación común de gambito de dama.

Promotor cultural.