La imaginación creadora

Nunca ha estado ausente la labor creadora de Eliseo Mendoza Berrueto como escritor. Desde que estaba en la escuela Normal editaba el anuario de esa institución, lo mismo hizo en la preparatoria, publicó una revista. En los años que tenemos de conocernos y trabajar juntos, calculo que en su vida ha escrito, auspiciado, patrocinado y promovido la edición de más de 100 libros. Cada uno de ellos lleva, además de su impulso creador, la firma de alguna nota, una presentación, o un texto escrito exprofeso.

En la Subsecretaría de Comercio le propuse que hiciéramos un libro sobre La Economía en Tiempo de Juárez. En esa época se conmemoraba algún centenario del Benemérito, y todos trabajaban sobre ese tema. Al poco tiempo convocó a una serie de personajes de El Colegio de México y se publicó un libro bajo la firma de Romeo Flores Caballero, que trabajaba como asesor de don Eliseo.

Más tarde vio la luz un libro llamado Temas Contemporáneos, que era un tratado de la economía y la política durante ese sexenio, también se editó Justicia Económica Internacional, en francés y en español, en el que participaron Kurt Waldheim, Raúl Prebish, Jorge Castañeda Sr. y Gunnard Myrdal. Contenía artículos sobre la Carta de Deberes y Derechos Económicos de los Estados.

Cuando dirigió la Subsecretaría de Educación Superior en la SEP, publicó Apuntes Universitarios, Vocación Democrática, México en los próximos 20 años, Temas Universitarios y cuando salió de ese encargo, editó: Impactos Regionales de las Relaciones Económicas: México-Estados Unidos. Testimonios y Experiencias y Sociedad y Política: México y Estados Unidos. Una de sus grandes pasiones han sido las relaciones México-Estados Unidos.

Cuando lo nombraron presidente del Consejo Consultivo del IEPES convocó a los intelectuales de su partido a una gran consulta nacional, de ese esfuerzo salieron 32 libros con las ponencias recogidas que editó fielmente. Más adelante, en otro sexenio, como coordinador de asesores del presidente del PRI, realizó uno de los ejercicios intelectuales y políticos más interesantes para un plan de gobierno. Estableció un temario y convocó a los políticos —intelectuales partidistas— a aportar ideas, de ahí salieron seis libros fundamentales para entender la realidad nacional que se llamaron, en conjunto, Una propuesta para México.

En cada puesto o comisión que ha tenido ha publicado por los menos un libro y diversos textos institucionales. Como subsecretario de Educación Superior apoyó a las universidades en sus trabajos editoriales y, de las dos o tres reuniones que realizó, de las instituciones de educación superior salieron memorias que aún se consultan. En la Subsecretaría de Energía hizo la primera revista sobre «Energéticos» que hubo en el país y editó el Plan de Energía de México, que se distribuyó ampliamente en a escala nacional y en el exterior a través de la OPEP.

Como líder en la Cámara de Diputados propició la formación de un comité editorial que, además de atender con eficiencia los aspectos de ese tema, realizó una tarea formidable. Se publicaron diversos textos escritos por diputados y la Cámara editó Los Legisladores de la República y El Recinto de Donceles, una bellísima edición donde se plasmaban las fotografías con los detalles de ese edificio y una serie de textos históricos. Este libro fue reeditado varias veces por el Poder Legislativo del Gobierno de la Ciudad de México.

En Coahuila, como gobernador, amplió las funciones de la modestísima imprenta del estado a un Consejo Editorial que se encargó, entre otros quehaceres, de promover a las nuevas generaciones de creadores y escritores de Coahuila que ya empujaban a los que eran escritores profesionales y dueños de las plumas en Saltillo. Se publicaron libros de jóvenes, memorias de los encuentros de escritores donde se consignan trabajos de más de medio centenar de aspirantes a ver su nombre impreso. Se publicó durante cinco años un libro clásico de la cultura de Coahuila. Eso, además de periódicos murales, folletos y ensayos de los coahuilenses sobre las fechas históricas del Estado. Paralelamente, de la pluma de Eliseo salieron El presidencialismo mexicano, editado por el FCE y El Colegio de la Frontera Norte. Este libro tuvo tanto éxito que se hicieron dos ediciones. También se publicó Laberintos de la Transición, Memorias de las Palabras, Los Retos de México por Stamppa Editores y El Colegio de la Frontera Norte, dos ediciones.

En el Congreso del Estado, como líder de la mayoría, Eliseo realizó la más amplia y variada tarea editorial de que se tenga memoria. Además de la publicación de los documentos oficiales, emprendió la tarea de reunir e interpretar la historia de las 49 legislaturas que le habían precedido. De ese esfuerzo editorial salieron Las Constituciones de Coahuila en dos tomos y la Historia del Congreso de Coahuila en cinco tomos y más de mil 500 páginas de documentos. Es una obra extraordinaria que no tiene paralelo y ningún otro estado de la república ha realizado un esfuerzo semejante. Ahora nos sorprende con un libro de excelente factura con el cual festeja sus 90 años El Mundo del Comercio y la Competitividad, que edita una de las instituciones de más prestigio intelectual del país El Colegio de México.

Intelectual, estadista, hombre de ideas y de letras, integra y produce obras fundamentales para entender la realidad, sus trabajos, es importante leerlos para entender el pensamiento político, económico contemporáneo, bajo la guía y el conocimiento de una de las mentes más lúcidas de su generación.

Lo que quiero destacar es que Eliseo, además de ser un prolífero y excelente escritor, ha sido un gran promotor de la cultura y en especial de la edición de libros como forma de dar permanencia al pensamiento y divulgar los conocimientos en círculos más amplios de lectores.

Escribir un libro no es tarea fácil, requiere dominio del tema, investigación, trabajo intelectual y saber redactar en forma didáctica, pero Eliseo Mendoza Berrueto ha ido más allá del escritor, ha sido un promotor de los que escriben, ha auspiciado que otros escriban y publiquen, ha publicado los libros de sus semejantes, ha sido sin duda, un promotor de la cultura y el crecimiento intelectual y eso le da otra categoría humana.

Autor invitado.