La lucha por la gubernatura

Dentro de las filas del PRI ya se empiezan a notar miembros de grupos políticos que lucharán por alcanzar la fuerza donde sobresalgan y aventajar en las elecciones por la gubernatura de Coahuila.

Además del peso de los grupos de Saltillo y Torreón recordemos que también existen otros actores pertenecientes a esos grupos cuya influencia es de primera línea en la política nacional, y que la opinión que puedan dar es de suma importancia para ayudar a inclinar la balanza, ya que su fuerza política tiene el peso específico que representa el acceso al plano cupular del partido, lo cual puede influir en la toma de decisiones.

Otros grupos políticos son los que lideran los exgobernadores que pertenecen a un factor real de poder y que su influencia es efectiva, pues ellos navegaron por las entrañas de la política local, nacional e incluso internacional de las que salieron curtidos.

Al parecer los grupos políticos ya ostentan la divisa que representa los intereses de los grupos hasta ahora más fuertes y que pretenden obtener el poder estatal en el futuro, si no mire usted:

El grupo Torreón que por naturaleza y fidelidad encabeza el gobernador, aglutina a políticos como Eduardo Olmos que dirige el Congreso del estado, a Miguel Mery que es cabeza en el Poder Judicial y que junto con Riquelme ocupan las tres columnas que sostienen la estructura del gobierno del estado. Aquí lo importante es que al término de sus respectivas responsabilidades sea evaluado el saldo que entreguen, pues el séptimo año es cuando se abre la caja de pandora y se constata si la oportunidad que tuvieron en el desempeño fue realmente cumplida de manera que no le reste poder al grupo.

De igual manera conforman ese grupo José Antonio Gutiérrez Jardón cuyo modesto cargo como enlace en La Laguna, le fue otorgado por el gobernador como consolación a sus intentos fallidos a la candidatura a la Presidencia municipal de Torreón. Asimismo está agrupada Verónica Martínez García a quién se le reconocen sus empeños como senadora. Dentro de ese grupo también se encuentra Román Alberto Cepeda González, quién recién dejó el puesto de Secretario del Trabajo dentro del gabinete del Ejecutivo Estatal, para contender como candidato a la Presidencia municipal de Torreón que no sabemos si pueda triunfar, pues recordemos que es un feudo panista.

Hasta donde se sabe ese es el grupo que comanda Miguel Riquelme y que pelearán en las elecciones de gobernador con pretendidos visos de triunfo.

El grupo Saltillo está conformado y trabajando, pues según trascendió, hace días se efectuó una reunión en terrenos de Manolo Jiménez alcalde de Saltillo, lo que hace suponer que puntea al grupo, y cuyo peso específico lo ha adquirido derivado de su trabajo al frente de la comuna que le ha merecido calificaciones de excelencia por organismos nacionales.

Dentro del grupo Saltillo hacen mano cadena personajes revestidos de presencia e influencia en las bases de su partido y en la ciudadanía coahuilense, como Chema Fraustro quién ha caminado dentro de una carrera de servicio público de gran calibre que le ha dado experiencia dentro de la cosa pública y la administración de los asuntos gubernamentales. Jericó Abramo Masso cuyo papel como alcalde de la capital del Estado fue sobresaliente que le valió la diputación federal. Fernando de las Fuentes Hernández alcanzó la alcaldía y las diputaciones local y federal. Jaime Bueno diputado local y funcionario pulcro con garantía en el quehacer público. Enrique Martínez y Morales joven político con un talento propio que no se le regatea y de cuya savia política paterna se nutrió, lo que le ha dado la oportunidad de recorrer por su cuenta los caminos públicos y los privados.

Es importante sopesar la penetración de estos grupos, ya que es una variante que puede dar la seguridad de garantizar el triunfo del candidato que se escoja, pues si se falla en la designación representará una caída, ya que se debe actuar con absoluta madurez sin preferencias solo por ser compañeros de club y prescindir de políticos experimentados cuyo trabajo ha sido avalado por la ciudadanía. Si la opinión falla se dejará lo que no se debe abandonar, el poder.

Se lo digo en serio.

Autor invitado.