¿Libertad o libertinaje?

Me veo obligado a escribir debido a que sigo escuchando las mismas excusas y justificaciones de un gobierno, tanto el federal como el de la Ciudad de México y de algunos estados al permitir manifestaciones de algunos grupos inconformes con algunas situaciones que suceden o que ya pasaron en la sociedad. Creo que nadie está conforme que en esas manifestaciones se cometan delitos como destrucción de bienes, daños a negocios o a lugares públicos, y monumentos que son patrimonio de la nación mexicana.

Es inconcebible que el gobierno siga utilizando las mismas escusas para evitar que esos grupos sigan destruyendo y violentando todo a su paso. El Gobierno dice, «nunca más la policía o el ejército van a reprimir a nadie» como lo hacían los gobiernos anteriores. Yo creo, así como la mayoría de los comerciantes y el pueblo en general piensan, que el gobierno de México está equivocado porque en estos casos ya no se trata de reprimir sino de imponer una autoridad para evitar que se cometa un delito, y más cuando se ve que estos grupos dañan bienes de la nación o de algún negocio en particular.

Vuelvo a repetir, no se trata de reprimir, se trata de evitar que no se cometa un delito, y si el Gobierno no entiende esto, puede ser que con su actitud permisiva y tolerante llegue a provocar lo que todos conocemos como la anarquía.

Es inaceptable que esto esté sucediendo, no solamente en las manifestaciones, sino también en las mentadas caravanas de inmigrantes, y también está pasando con la delincuencia, permitiéndoles toda clase de violencia quedando en la impunidad en la mayoría de los casos. Creo que la principal obligación del gobierno es preocuparse para que el pueblo viva en paz y tranquilo, y para esto tienen el orden y la tranquilidad.

Y si no lo están haciendo es un Gobierno que le está fallando a su pueblo y está dando lugar a que el propio pueblo se arme para defenderse de la delincuencia, como las llamadas autodefensas de los pueblos de Michoacán, o como alguna guerrilla que defiende a su pueblo. El Gobierno deberá aplicar la ley cuando la debe de aplicar e imponer su autoridad cuando la deba hacerlo, si no lo hace es un Gobierno que va derecho a la anarquía y al desmadre.

Por allí se escuchó hace algunos años que un gobierno sea cual sea ese gobierno podría caer por las exageradas libertades que está permitiendo o quizá está confundiendo la libertad con el libertinaje.

Lo mismo se puede decir de los bloqueos a las vías ferroviarias que algunos grupos de maestros realizan en Michoacán, haciendo con esto que se pierdan millones de pesos y afectando a la economía nacional. Se trata de aplicar la ley, no de reprimir.

Lo mismo está pasando con las tomas de las casetas de cobro de las autopistas, las cuales son tomadas por algunas personas, perdiéndose una cantidad muy grande de millones de pesos. Lo único que se requiere es aplicar la ley.

Cronista de Abasolo, Coahuila.