Los entretelones

Coahuila goza de buena salud en el arte teatral, sin embargo, el trabajo de las compañías se ve mermado por la falta de continuidad y políticas públicas que lo apoyen

El teatro es una de las actividades artísticas con mayor presencia y penetración en la sociedad y en especial en la capital coahuilense.

En esta ciudad y desde hace varios años, se ha tenido un incremento sostenido de presentaciones teatrales, entre estrenos y reposiciones de obras. En el pasado 2022 se rompió el récord, llegando a presentarse 96 montajes distintos, siendo el 60% estrenos con dramaturgia, mayoritariamente propia o local.

La actividad del gremio teatral de la capital coahuilense se caracteriza por su realización a partir de una compañía, ya sea amateur, semiprofesional o profesionales de larga trayectoria. En total, existen en la ciudad 70 agrupaciones dedicadas a la escena en Saltillo, desde las compañías emergentes de carácter escolar hasta compañías que han pasado por muchos años, como la emblemática compañía Títeres Galini, fundada en 1890, y que ha entregado la estafeta creativa a los mismos integrantes de la familia Galindo durante cinco generaciones.

Referente a la infraestructura escénica de Saltillo podría señalarse que es extensa. Hay foros escénicos con un completo equipo luminotécnico y dispuesto de vestidura teatral, pero también existen algunos espacios que cuentan con solo lo esencial, pero que sirven y han servido para dar cabida a las diferentes propuestas escénicas de la localidad. Estos recintos son operados por el área gubernamental (federal, estatal y municipal), universitaria, escolar, sindicalista, iniciativa privada, religiosa, o del sector de la sociedad civil. Lo anterior nos arroja que en Saltillo se contemplan 51 espacios diseñados como foros escénicos.

En el gremio teatral de Saltillo podemos encontrar un vasto número —no calculado— de personas dedicadas a las distintas actividades que su disciplina necesita: dramaturgos, actores, directores, vestuaristas, escenógrafos, iluminadores, compositores musicales y sonidistas, productores, gestores y diseñadores. Mucho del talento de estos agentes de la teatralidad ha despuntado en lo local como en lo nacional y desde diferentes trincheras.

Con este contexto, tal pareciera que la capital de Coahuila se encuentra en plenitud en el arte teatral, sin embargo, mucho del trabajo de las compañías se ven mermados por la falta de continuidad o el largo aliento de sus propuestas escénicas, aunado a fallidas o nulas políticas públicas para consolidar una alternativa artística para el público. Empero, han existido esfuerzos —desde la comunidad teatral— para incidir en el cambio o redirección de actividades que fomenten y proporcionen mejores condiciones de trabajo, de difusión o de incentivos, mismos que permitan permear en la calidad, durabilidad y profesionalización de sus montajes teatrales. Se ha diseñado, por ejemplo, un Plan de Fomento al quehacer teatral, con un diagnóstico puntual de las necesidades y acciones que favorezcan a esta disciplina, documento elaborado por artistas teatrales y funcionarios, pero que actualmente se encuentra en el lado de las autoridades competentes —desde el 2016— en espera de que sea valorada y puesta en práctica.

El teatro saltillense se niega en bajar el telón, pero para ello es necesario la sinergia gubernamental y la generosidad del propio gremio, y con esta fortaleza conjunta encuentren la dinámica virtuosa como oferta teatral destinada el exigente público. E4

Deja un comentario