¡Nada, nada, nada!

Más de 50 días en plantón permanente, con mayoría de asistentes de adultos mayores derechohabientes pensionados de los servicios médicos de la Sección 38, UAdeC, la UAAAN, y nada. Una nutrida marcha de protesta con más de 300 demandantes de al menos 11 colectivos y organizaciones civiles que exigen no más corrupción, no más impunidad, no más inseguridad, alto a la violación de los derechos humanos laborales y sociales. Pero de eso nada.

Las consignas de los participantes en la marcha del plantón fueron claras: Ni una más, ni una asesinada más. Con la fuerza de la razón, exigimos solución. No somos uno ni somos diez, Riquelme, Manolo cuéntennos bien. El agua cuando abunda, con tanta corrupción ahoga y nos inunda. Porque vivos se los llevaron, vivos los queremos. Maestro luchando, también estás enseñando. El agua no se vende, se cuida y se defiende. Señora, señor, no sea indiferente, se matan las mujeres enfrente de la gente….

La marcha fue pacífica, en ella participó el obispo emérito, don Raúl Vera, quien manifestó que: «Es un logro muy grande porque es la sociedad que está exigiendo que el Estado cumpla con la justicia y los derechos para todos los ciudadanos y es algo que no se había dado con todo este apoyo» (Infonor).

El patrón del actual gobernador, Rubén N, lo superó en su simulación de los mejores teatristas del mundo, firmó con la Coalición compromisos que incumplió, de manera que el Servicio Médico y la Dipetre (Dirección de Pensiones de los Trabajadores de la Educación) avanzaron en sus respectivas crisis.

A los derechohabientes se les descuentan con toda regularidad sus aportaciones y ¿a dónde van esos recursos? La mayor parte a las nóminas de las «administraciones» del Servicio Médico y de la Dipetre y el resto, es una cuestión sin respuesta porque la rendición de cuentas ahí no existe. ¿Qué es lo que han hecho con las aportaciones de toda la vida laboral de los jubilados y las de los derechohabientes actuales?

La Coalición está dando a conocer esta problemática y exige: Atención profesional, integral, oportuna y permanente. ¡Las enfermedades no descansan, no hacen puentes ni toman vacaciones! Equipo y material profesional en quirófanos, laboratorio, rayos X y dental, son indispensables permanentemente. Entrega de medicamentos oportuna y constante, no provisional como ahora. Las cuotas que se aportan son de por sí exorbitantes.

Pensiones dignas y seguras, administración eficiente y honesta, fin al corporativismo y a la dirección de los líderes de la Sección 38 en la Dipetre y el Servicio Médico, leyes equitativas que no dañen al trabajador y auditorías externas, son antiguas demandas desoídas, ignoradas por el moreirato que lleva más de 15 años de saquear a los coahuilenses, endeudándolos sin pausa ni tregua para mantenerse en el poder a cambio de nada, nada, nada.

Hay dinero para comprar el voto, aunque el IEC no informe cuánto le dio al PRI y sus aliados para ganar la elección de 2021, y mantenga la boca cerrada y los dientes apretados. Pero para el derecho a la salud de los trabajadores y los jubilados del magisterio, nada.

¡Mira quién habla! Riquelme reprocha a Manuel Bartlett que tiene «responsabilidad moral» en el derrumbe de la mina en Múzquiz en donde fallecieron siete mineros, hecho muy lamentable; y él cuántas muertes de derechohabientes de la Sección 38 y las universidades carga en sus espaldas, el burro hablando de orejas; además, con su acolito Manolín, hacen compromisos para colaborar en los operativos de vacunación con sillas, agua, baños portátiles y toldos que en distintas ocasiones no han instalado e incumplen para descalificar la eficiencia de las campañas de vacunación y que la ciudadanía culpe al gobierno federal de mal servicio, ¿doble moral, de quién?

Riquelme es un buen operador de la inutilidad y la demagogia, no tiene nada que ofrecer, nada, nada, solo voto comprado y mega deuda, eso trae en las manos y en las entrañas, trae su guadaña y con ella oprime, sojuzga y humilla y el señor serio va por la misma ruta.

Proteger a las mujeres de la violencia machista, obliga al Estado

En Europa, la Convención de Estambul (CE) es el primer instrumento jurídico de fuerza obligatoria que crea un marco legal para combatir la violencia contra las mujeres, además de prevenir la violencia doméstica, protegiendo a las víctimas y castigando a los infractores.

El Consejo de Europa creó la Convención de Estambul en 2011 y ésta entró en vigor a partir de 2014, es relativamente reciente y su objetivo es luchar en contra de la violencia de género, pertenecen a ella 46 países, entre los que destacan, La Unión Europea, El Reino Unido, la República Checa, Eslovaquia y  Bulgaria, entre otros; incluye como delitos, la violencia física, psicológica y sexual, la violación, la mutilación genital femenina, el matrimonio forzado, el acoso, forzar el aborto y la esterilización, estos delitos deben estar incluidos en los sistemas jurídicos de los Estados firmantes, por lo que están obligados a enfrentar todas las manifestaciones de violencia en contra las mujeres de modo amplio y abarcador, llegar a lo profundo de las situaciones de desigualdad y estereotipos concernientes a los roles de mujeres y hombres en la sociedad.

En Europa la Convención de Estambul fue el primer instrumento obligatorio legal de fuerza que protege a las víctimas y castiga los infractores ya que formaliza y determina que la violencia intrafamiliar y contra las mujeres violan gravemente los derechos humanos y son una forma trascendental de discriminación en contra de ellas.

Hace algunas semanas la CE cumplió 10 años y la lucha por estos derechos está enfrentando obstáculos formidables por parte de los grupos ultraconservadores, situación que se agravó con el surgimiento del COVID-19, los avances de la equidad de género en el ámbito laboral se han intrincado y los obstáculos para acceder a la salud sexual y reproductiva se multiplican.

Aunque hay avances significativos, los refugios y apoyos para víctimas se han establecido al menos en 10 países, los avances jurídicos sobre violencia sexual y violación se aproximan a lo establecido por la Convención, además una mayor capacitación de policías y del personal judicial en lo referente a la violencia motivada por el género y a una persecución más efectiva de esta violencia, lo evidente es que el Convenio de Estambul salva vidas.

Estimada lectora, lector, usted podrá preguntarse a que viene la mención del Convenio en este espacio. La razón es sencilla, en el mundo, la lucha contra la violencia hacia las mujeres se fortalece; en California, un juez echó abajo las barreras que impedían que las víctimas de violencia machista o de pandillas obtuvieran el derecho de asilo, además da opción de asilo a familiares de una víctima de violencia al pertenecer a una organización social. Con la violencia institucional de seguridad social establecida por el gobierno de Coahuila algunos podrían optar por esa alternativa, digo, por lo de las pandillas de la S. 38.

En la zona de La Laguna este año se han cometido siete feminicidios, según informa Marco Zamarripa, director del Consejo Cívico de las Instituciones quien agregó que la violencia en contra de la mujer debe erradicarse. Saltillo fue colocada en la posición número 13 de los 100 municipios con mayor incidencia de feminicidios, en 2020 la FGE registró 24 feminicidios en Coahuila.

En México la violencia hacia las mujeres es un problema generalizado, pese a que la Cámara de diputados promulgó la Ley General de Acceso  de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia el 1º de febrero de 2007, 4 años antes que en Europa, pero parece que retrocedemos, lejos de avanzar y es que lo que falla aquí gravemente son los sistemas jurídicos, los ministerios públicos que administrados por el patriarcado, por el androcentrismo jurídico para quienes las mujeres valemos menos que el hombre, somos débiles, frágiles,  desobedientes y hay que someternos a su autoridad. En Coahuila el 95% de los delitos sexuales quedan impunes.

Licenciada en sociología por la UANE, Saltillo. Ha cursado estudios de Maestría en sociología, con especialidad en ciencia política, UNAM. Posee varios diplomados, entre los que destacan Análisis Político, en la UIA; El debate nacional, en UANL; Formación de educadores para la democracia, en el IFE; Psicología de género y procuración de justicia. Colabora en Espacio 4, Vanguardia y en otros medios de comunicación.