2021: el efecto AMLO y la aplanadora morenista

Mapa Morena

Sin una alianza entre PRI, PAN y sus satélites, todos los escenarios favorecen a Morena para las elecciones del próximo año. Si la votación fuera hoy, la 4T haría carro completo. El tricolor, el que más tiene que perder

Coahuila e Hidalgo: laboratorio en la pandemia

¿Quién se beneficiará del naufragio priista en las elecciones del año próximo que anticipan las encuestas? La debacle del PRI plantea diversos escenarios para el reparto del poder entre Morena y la oposición encabezada por el PAN. Si bien las circunstancias favorecen al partido en el poder, un avance opositor en la Cámara de Diputados y en entidades clave podría amortiguar el «efecto AMLO» para las presidenciales de 2024.

El pasado 7 de septiembre, inició el proceso electoral «más grande (y costoso) de la historia de México», en el que estarán en juego más de 21 mil cargos populares. Entre ellos, los derivados de la renovación de la Cámara de Diputados (500 curules), 15 gubernaturas, 30 congresos estatales y 1,926 alcaldías. Un proceso cuya organización será aún más complicada por una emergencia sanitaria que no tiene visos de finalizar antes del 6 de junio, día de los comicios.

¿Cómo arrancan los diferentes partidos? Aunque Morena sufre el desgaste por los efectos de la pandemia de COVID-19 y atraviesa una lucha feroz por la dirigencia nacional, aún cuenta con su activo más importante: el apoyo popular al presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO). La imagen del mandatario ha caído, pero aún cuenta con una aprobación de entre 56% (Reforma, 31.08.20) y 65% (El País, 30.08.20).

De ahí que Morena sueñe con el mejor escenario posible: ganar 14 de las 15 gubernaturas, mantener el control de la Cámara de Diputados y continuar su ascenso en las legislaturas estatales y las alcaldías. Pero no podrá lograrlo solo. Su alianza con el Partido Verde Ecologista de México (PVEM) —otrora satélite priista—, el Partido del Trabajo (PT) y el Partido Encuentro Solidario (PES) antes Encuentro Social será clave para dar continuidad a la Cuarta Transformación (4T).

Por su parte, el PAN podría salir beneficiado no solo por la crisis del PRI, sino también por el fracaso de Margarita Zavala y el expresidente Felipe Calderón al no lograr la autorización de México Libre como partido. El pasado 5 de septiembre, el INE le negó el registro por irregularidades financieras en la recaudación de fondos que hizo a través de la plataforma digital CLIP, la cual no ofrece información detallada sobre las aportaciones. Zavala impugnó la decisión ante el INE el 13 de septiembre. Si el dictamen se revierte, lo cual luce poco probable, México Libre le restaría votos al PAN.El mejor escenario para Acción Nacional consiste en retener los cuatro estados que ahora gobierna (Baja California Sur, Chihuahua, Nayarit y Querétaro) y ganar tres al PRI. Si además avanza en el Congreso, en las legislaturas locales y en los municipios, se consolidaría como la única fuerza opositora capaz de hacerle contrapeso a Morena.

Pero tampoco puede lograrlo solo. En este sentido, además de invitar a los Calderón a reintegrarse al partido, le ha propuesto una alianza al PRD y a Movimiento Ciudadano. El primero gobierna Michoacán —renueva gubernatura—, y el segundo, Jalisco con Enrique Alfaro. Además, MC tiene alguna posibilidad en Nuevo León, hoy gobernada por el independiente Jaime «Bronco» Rodríguez.

El PRI tiene que perder, pues se juega el control de 8 de las 15 gubernaturas. De confirmarse las tendencias y sin su tradicional aliado PVEM, podría perder en todas las entidades.

Sin una alianza con el PAN, su única esperanza es aumentar su representación en la Cámara de Diputados, lo que le daría margen de negociación. Otra posibilidad que barajan analistas es que el PRI apoye a candidatos de Morena a cambio de impunidad para los gobernadores que entreguen la batuta. El famoso PRIMOR.

Los estados que renuevan gubernaturas son: Baja California (gobernada por Morena), Baja California Sur, Chihuahua, Nayarit y Querétaro (PAN), Campeche, Colima, Guerrero, San Luis Potosí, Sinaloa, Sonora, Tlaxcala y Zacatecas (PRI), Michoacán (PRD) y Nuevo León (independiente).

Donde se nombrarán nuevos congresos y alcaldes es en Ciudad de México, Chiapas, Estado de México, Guanajuato, Jalisco, Morelos, Oaxaca, Puebla, Tabasco, Veracruz y Yucatán. Quintana Roo y Tamaulipas solo elegirán ayuntamientos y Aguascalientes, Coahuila, Durango e Hidalgo, solo diputados locales.

¿Carro completo?

Si hoy fueran las elecciones, Morena arrasaría, pues aun en las encuestas donde la imagen de AMLO registra un mayor retroceso, la intención de voto favorece al partido en el poder.

El pasado 1 de septiembre, Reforma publicó un sondeo en el que advierte que pese a haber perdido 14 puntos de respaldo, Morena lidera las preferencias electorales para la elección de diputados federales: 43% (en contraste con el 57% de marzo de 2019).

En la encuesta, aplicada a 1,200 ciudadanos entre el 19 y el 24 de agosto, el PRI (21%) y el PAN (20%) prácticamente empatan, aunque más de 20 puntos por debajo de Morena. «A nivel estatal y municipal los mexicanos quieren alternancia en sus gobiernos», señala Reforma.

Esto último lo confirma la pesquisa de El Financiero, según la cual Morena ganaría la mayoría de las gubernaturas. De acuerdo con tres sondeos publicados por el mismo diario entre el 24 y 28 de agosto, además de Baja California, donde gobierna, el partido de AMLO lidera las preferencias en todos los estados priistas (Campeche, Colima, Guerrero, San Luis Potosí, Sinaloa, Sonora, Tlaxcala y Zacatecas) con suficiente margen para ganar. También lidera la intención de voto en Nuevo León, gobernada por el independiente Jaime Rodríguez.

El PAN solo tendría asegurado Querétaro, pues el partido de AMLO lo supera en Baja California Sur, Chihuahua y Nayarit. Así las cosas, por lo que respecta a las gubernaturas, los morenistas aspiran al 14-1, con lo cual sumarían 19 estados para convertirse en la primera fuerza electoral de México.

Morena cree factible este escenario por el «efecto AMLO», pues según sus cálculos, la aprobación presidencial de 68% sube a 70 entre jóvenes y adultos mayores, y la oposición carece de líderes de renombre (Emeequis, 01.09.20).

Si Morena sumara más congresos locales —ya controla 20— y mantuviera el control absoluto de la Cámara de Diputados —hoy ocupa 251 curules, más 46 del PT y 24 del PES—, consolidaría su condición de partido hegemónico.

El sondeo de aprobación del presidente más reciente de El Financiero ubica a AMLO con un 59% de respaldo en agosto, un punto más que en julio. De ahí que el periódico resalte que la «Aprobación de AMLO resiste la crisis económica y la pandemia» (01.09.20)

Los otros escenarios

Si el PAN lograra aliarse con el PRD y MC, Morena se llevaría 10 estados y los panistas 5. En esta proyección, la coalición le permitiría al PAN conservar Baja California Sur, Chihuahua y Querétaro, y desplazar al PRI Campeche y San Luis Potosí.

Un escenario contrario para Morena sería una alianza —poco probable— entre PRI y PAN. Pero aun así, Morena obtendría 8 entidades y la oposición 7. En este escenario, además de Campeche y San Luis Potosí, el PAN sumaría Sonora y Nuevo León.

En Campeche, para derrotar a Layda Sansores (Morena), el priista Christian Castro Bello tendría que declinar a favor del panista Eliseo Fernández Montufar. En San Luis Potosí, la única manera de vencer al morenista Esteban Moctezuma sería que el priista José Ramírez Díaz declinara a su virtual candidatura y llamara a votar por el panista Xavier Nava Palacios.

En Sonora, el eventual candidato de Morena, el secretario de Seguridad Pública Alfonso Durazo, perdería ante el priista Ernesto Gándara Camou si éste se aliara con el panista Javier García Gándara. En Nuevo León, la única opción para derrotar a Tatiana Clouthier (Morena), sería que la oposición cierre filas ante Felipe de Jesús Cantú (PAN), Adrián de la Garza (PRI) o Samuel García (MC).

La única «derrota» para Morena sería que la oposición unida sumara un estado más, es decir ocho contra siete. Ese estado podría ser Sinaloa, donde Rubén Rocha Mora (Morena) podría perder ante una eventual alianza entre Jesús Valdez Palazuelos (PRI) y Gerardo Vargas Landeros (Redes Sociales Progresistas).

El control de San Lázaro

En cuanto a la elección de diputados, sucede algo similar: solo si el PAN, PRI, PRD y MC compiten unidos, podrían conseguir hasta 268 escaños en la Cámara Baja, dejando a Morena y sus aliados con 232, según una encuesta de Massive Caller (05.06.20). Éste sería el mejor escenario para la oposición.

Sin embargo, si las oposiciones contendieran en alianzas similares a las que se dieron en 2018, PAN, PRD y MC sumarían 166 diputados; el PRI competiría solo y ganaría 31 curules, mientras que Morena, PT y Verde obtendrían 302. En este caso, los morenistas ya no tendrían capacidad de concretar reformas constitucionales sin votos de la oposición.

El poder de la 4T se dimensiona al proyectar un escenario donde todos los partidos contendieran solos: Morena se haría con 329 curules; PAN, 116; PRI, 33; MC, 8; PT, 6; PRD, 5; y Verde, 3.

En este sentido, la encuesta destaca el «abrumador» respaldo que tienen Morena y AMLO el sureste del país (en particular en Campeche, Chiapas, Guerrero, Oaxaca y Quintana Roo), así como en Sinaloa y Baja California (noreste) y en Zacatecas, Hidalgo y Tlaxcala, donde las victorias están «aseguradas». El PAN registraría ventaja en Aguascalientes, Baja California Sur, Guanajuato, Jalisco, Querétaro y Yucatán. La contienda sería competida en Chihuahua, Coahuila, Nuevo León, Tamaulipas, Durango y San Luis Potosí. No obstante, Massive Caller advierte «El apoyo al presidente es considerable, pero seguramente el destino de la batalla electoral se dirimirá en los enormes padrones del Estado y Ciudad de México, así como Puebla y el extenso Veracruz». E4


Coahuila e Hidalgo: laboratorio en la pandemia

Los estados de Coahuila e Hidalgo tienen varias cosas en común, notable es que no conocen la alternancia, pues ambos han sido gobernados por el PRI desde su fundación en 1929.

La exdiputada federal y hoy secretaria general del CEN del PRI Carolina Viggiano, quien es esposa del exgobernador y hoy diputado federal Rubén Moreira, desde el año 2010.

El próximo 18 de octubre, ambas entidades serán las primeras del país en acudir a las urnas en plena pandemia de COVID-19. En Coahuila, para renovar el Congreso local (25 diputados), y en Hidalgo, para elegir 84 presidentes municipales. Un cuñado de Moreira, José Juan Viggiano Austria, es candidato priista a la alcaldía de Tepehuacán de Guerrero.

Lejos de ser un termómetro de lo que ocurrirá en las elecciones del año próximo, los procesos en estos estados sí serán un laboratorio en lo que respecta a las medidas sanitarias para evitar contagios de SARS-CoV-2. Éstas incluyen desde límites de asistencia a eventos de campaña hasta votación a través de urnas electrónicas, así como por debates virtuales.

Si bien se espera un alto abstencionismo por la emergencia sanitaria, en Coahuila podría ser aún mayor, a juzgar por el escaso interés de la ciudadanía en el primer debate virtual entre candidatos a diputados, transmitido vía Youtube el pasado 6 de septiembre (apenas 480 lo vieron en vivo y el video suma poco más de 2 mil vistas).

El Congreso de Coahuila está formado hoy por 10 diputados del PRI, 9 del PAN, 3 de la UDC, 1 de Morena, 1 del PRD y un independiente.

Aunque las encuestas del PRI sugieren que ganará la mayoría de los 16 distritos, la proyección bajó a 14 en marzo, a 12 en agosto y a 10 en septiembre (Vanguardia, 13.09.20).

Sin embargo, una indagación de Massive Caller de febrero pasado le daba a Morena la mayor intención de voto en todos los distritos, salvo en el 16 (Saltillo), donde el priista Álvaro Moreira (hermano de los exgobernadores Humberto y Rubén) le llevaba una ventaja de 12 puntos a cualquier candidato morenista. La candidata de Morena al Distrito 16 es Diana Isabel Hernández Aguilar, mientras que por el PAN compite Sergio Hernández Sainz.

Otro sondeo elaborado en agosto por Encuestas México para Atiempo.TV también muestra una mayor preferencia electoral hacia Morena, pero al comparar candidatos, los del PRI sacan ventaja.

«Llama la atención que en la intención de voto por el partido Morena se encuentra en primero o segundo lugar en 14 de los 16 distrito locales, pero al comparar partidos y candidatos, Morena pierde todos los distritos de Coahuila», señala. No obstante, Alfonso Ramírez Cuéllar, presidente nacional interino de Morena señaló que según las encuestas en su poder, su partido «será mayoría en el Congreso del estado» (Zócalo, 13.99.20). Al tiempo. E4

Argentina, 1977. Periodista, editor y corrector de periódicos mexicanos y argentinos. Estudió Comunicación Social y Corrección Periodística y Editorial en Santa Fe, Argentina. Actualmente es jefe de Redacción de Espacio 4, donde trabaja desde hace más de diez años.