Agua Saludable para La Laguna: ¿el final de una larga pesadilla?

La inversión de 8 mil millones de pesos equivale a una cuarta parte de los intereses pagados a la banca por el «moreirazo». El presidente anuncia que visitará la Comarca cada tres meses para supervisar la obra y evitar retrasos, como lo hace con el Tren Maya, el Proyecto del Istmo y el Aeropuerto Felipe Ángeles

Sin agua, pronto seríamos un pueblo fantasma: Bracho

Gira presidencial o cómo salvar las apariencias

Dos años y tres meses después de su primera gira a La Laguna, el presidente Andrés Manuel López Obrador regresó para poner en marcha el proyecto Agua Saludable. La obra abastecerá 200 millones de metros cúbicos a 1.6 millones de habitantes de Coahuila y Durango durante tres o cuatro décadas. El presupuesto por 8 mil millones de pesos ya está disponible y los trabajos concluirán a finales de 2023, dijo el mandatario. La inversión equivale a una cuarta parte de los intereses pagados a la banca por el «moreirazo» aún impune. Solo con el servicio de la deuda podrían haberse construido cuatro obras similares e infraestructura de gran calado en otras regiones de Coahuila.

«Vengo a La Laguna a explicarles por qué se va a llevar a cabo una acción integral en esta región, que se une por cuestiones sociales, culturales, históricas, y que esta Comarca Lagunera, aunque geográficamente tiene que ver con dos entidades federativas —Coahuila y Durango—, es al mismo tiempo (…) una región con características propias, y por eso se tiene que atender de esa manera», dijo AMLO en su visita del 28 de diciembre de 2018. En esa ocasión, el presidente silenció los abucheos a los gobernadores Miguel Riquelme (Coahuila/PRI) y José Rosas Aispuro (Durango/PAN). La Comarca Lagunera es una zona históricamente abandonada por las capitales de ambos estados.

Frente a los gritos de «¡Fuera el PRI, fuera el PRI!», dirigidos a Riquelme, el presidente intervino: «…les quiero pedir respeto a todos. ¿Va a haber respeto? Eso es todo, urbanidad política. Ya se acabó la campaña, ahora tenemos que reconciliarnos para sacar adelante a La Laguna, a Durango, a Coahuila y a México. ¿De acuerdo? Nada de gritos y sombrerazos». Las rechiflas en el Teatro Nazas se apagaron y la ceremonia pudo continuar, pero hubo más en Piedras Negras y otros municipios. Ese fue el tono de las primeras giras de AMLO por los estados. Para evitarse la vergüenza, algunos gobernadores optaron por no acompañarlo.

«Psicológicamente, la gente no puede estar tranquila. (…) Esto lo entendió muy bien Eduardo Tricio y los productores de La Laguna que ayudan mucho al crecimiento económico del país».

Andrés Manuel López Obrador, presidente de México

En los más de dos años transcurridos entre la primera y la tercera visita presidencial a La Laguna, muchas cosas han cambiado. Si bien nunca existió luna de miel entre el presidente y los gobernadores, como con Peña Nieto, quien les dio recursos y les consintió todo tipo de excesos por haber financiado su campaña y apoyar sus reformas, 10 ejecutivos locales (la mayoría del PAN) han formado un frente contra López Obrador, a quien reclaman presupuestos mayores. Riquelme y Aispuro forman parte de ese bloque, pero su actitud hacia AMLO es diferente.

La víspera de su visita a La Laguna, López Obrador evaluó con el gobernador de Chihuahua, Javier Corral, los Programas para el Bienestar. «Su presencia, por octava ocasión, desde que resultó electo presidente de la república, es una buena noticia, porque abre la puerta para que sigamos ocupándonos de lo fundamental: coordinar esfuerzos en beneficio de la gente, particularmente de quienes menos tienen y más han esperado», dijo el panista en su mensaje. De la actual hornada de gobernadores, Corral es el único que ha denunciado a su predecesor, César Duarte (PRI), por delitos de corrupción y ha recuperado propiedades y dinero para el estado.

«(…) el agua está bajo la rectoría del Estado, porque es fundamental para atender a todos los usos y a todos los usuarios, y para no descuidar a los más vulnerables, a los más pobres».

Blanca Jiménez Cisneros, directora de la CNA

Rosas Aispuro recibió a AMLO con un desplegado donde agradece el apoyo «para concretar la apertura del Hospital General de Gómez Palacio (…) su determinación de proteger la salud pública, enviando las vacunas para el personal de salud y los adultos mayores nos permite enfrentar en mejores condiciones los efectos de la pandemia (…) y su voluntad de resolver el problema histórico de la calidad del agua (…) con el programa Agua Saludable para La Laguna. (…) Confiamos en su sensibilidad para garantizar el desarrollo tan anhelado por los duranguenses. Cuente con nosotros para sumarnos a la tarea de abatir la desigualdad social que tanto ha lastimado a México y a nuestro Estado».

En Coahuila, López Obrador volvió a encontrar un clima hostil, reflejado en los medios de comunicación, incluso en el inicio de la vacunación contra la COVID-19 en Saltillo. La «muerte» de un adulto mayor en Torreón, mientras hacía fila para recibir el antivírico, se atribuyó a la «mala organización». La noticia resultó falsa.

«Un tiradero de obras»

El movimiento por la entidad federativa 33 perderá un aliado en el Congreso (Porfirio Muñoz Ledo), pero tiene de su lado al presidente Andrés Manuel López Obrador. El ejecutivo federal sumó a las joyas de la Cuarta Transformación el proyecto Agua Saludable para La Laguna. «Así como voy a supervisar cada tres meses el Tren Maya, el Proyecto del Istmo, el aeropuerto Felipe Ángeles, así voy a estar viniendo para que (la obra) no se quede rezagada», dijo ante los gobernadores de Coahuila y Durango, Miguel Riquelme y José Rosas Aispuro, respectivamente, el 27 de marzo en Torreón.

La terminación del proyecto está prevista para finales de 2023, «y tenemos que aplicarnos para que así suceda. Es una obra magna (…), va a significar abastecer de agua a la población de La Laguna hasta (por) 30 o 40 años. Se va a terminar la pesadilla (…), la preocupación de (saber) que no se está tomando agua sana (…), se llegó incluso a instalar plantas de tratamiento para el arsénico. Eso no sucede en otras partes del país y es totalmente inaceptable. (…) Psicológicamente, la gente no puede estar tranquila. (…) Esto lo entendió muy bien Eduardo Tricio y los productores de La Laguna que ayudan mucho al crecimiento económico del país».

La asignatura pendiente, dijo el presidente, era que para el desarrollo económico de La Laguna se utilizara más agua de lo recomendado. Visto así, «Tricio aceptó ayudarnos para que los productores aportaran agua (…) para tener ya la disponibilidad (…) suficiente para comenzar la obra. Si hacemos la infraestructura, los acueductos, las plantas potabilizadoras y no hay agua, queda tirada toda la inversión. (…) No es quitarles el agua y que dejen de producir, no; si tecnificamos, si se evita el desperdicio, se pueden lograr dos cosas: seguir produciendo y al mismo tiempo contribuir para que no le falte agua a la gente de La Laguna. Agua saludable, de buena calidad».

Antes de escuchar a Riquelme pedir solución a otros problemas y la «oportunidad de poder exponerlos a su figura», AMLO advirtió que el país y los estados afrontan múltiples necesidades. Sin embargo, apuntó, debemos «priorizar y decidir con mucha objetividad qué se puede hacer en beneficio del pueblo (…), qué es lo que más ayuda y de manera muy profesional decidir sobre los recursos y el tiempo de construcción y terminación de las obras». Entonces apuntó hacia su predecesor Enrique Peña y sus tecnócratas: «…recibimos muchas obras en proceso, inconclusas, estoy hablando de cientos, miles de obras sin terminar: centros de salud, hospitales, trenes, carreteras, escuelas, en fin, un tiradero de obras, al grado de que algunas (…) ya ni conviene reiniciarlas porque es como tirar dinero bueno al malo».

Citó casos de hospitales asentados en barrancas. «Se fracturaron los cimientos, se destruyó la obra negra. ¿Ya para qué continuar…?». Una de las inversiones inconclusas en Coahuila era el Hospital General de Zona número 92 del IMSS en Ciudad Acuña, inaugurado el 20 de octubre pasado por el presidente. Otro proyecto en el limbo es el Metrobus Laguna, cuyo deterioro por falta de uso y mantenimiento es constante. Antes de finalizar su gobierno, Rubén Moreira inauguró los hospitales Oncológico y Materno Infantil en Saltillo, sin estar terminados.

Para evitar que el proyecto Agua Saludable se estanque, López Obrador lo supervisará cada tres meses. La siguiente visita, para ese propósito, sería a finales de junio. Entonces ya habrá nueva Cámara de Diputados, 15 gobernadores electos y en Coahuila se habrán nombrado 38 alcaldes.

Hidroarcenisismo: efectos

Cien metros descendió el acuífero en la Comarca Lagunera «en este último siglo». El fenómeno se agravó a partir de los años 70, entre otras causas por la explotación de al menos dos mil 600 aprovechamientos de agua subterránea. El déficit entre la extracción y la recarga es de 422 millones de metros cúbicos anuales. El proyecto Agua Saludable, en el cual concurren los tres niveles de gobierno y el sector privado a través de Grupo Lala, resolverá el problema de manera integral, dijo la directora de la Comisión Nacional del Agua (CNA), Blanca Jiménez Cisneros, en el arranque de una obra cuyo final no verá, pues será propuesta para ocupar la embajada en Francia. Su reemplazo será Germán Martínez Santoyo, responsable del programa.

Un estudio de la Revista Mexicana de Medicina Física y Rehabilitación sobre el tema, publicado en 2003, concluye: «Por los resultados obtenidos podemos afirmar que en los individuos con HACRE (hidroarcenisismo crónico regional endémico) existe una polineuropatía sensorial y motora de predominio distal en miembros superiores (…), en inferiores la afección es menos severa. Los datos de cáncer de piel y de daño hepático, así como los demás signos de HACRE como neuropatía periférica indican desafortunadamente la irreversibilidad de la patología, tanto por el tiempo de exposición, así como el efecto acumulativo del arsénico en los pacientes estudiados, que aunque se retiren del tóxico se espera presencia del daño».

El clamor de agua limpia y suficiente en La Laguna es secular. De acuerdo con Jiménez, posdoctorada en Tratamiento de Agua Residual y Reúso (Francia, 1987), el proyecto estará terminado hacia finales de 2023. La obra satisfará la demanda de 1.6 millones de habitantes de Torreón, San Pedro, Matamoros, Francisco I. Madero, Viesca (Coahuila), Gómez Palacio, Lerdo, Tlahualilo y Mapimí (Durango). Reducir la sobreexplotación de los mantos freáticos permitirá disponer de más líquido para el ambiente y un mejor uso en el campo y las ciudades, apuntó.

Jiménez no pudo evitar caer en la adulación. «Este tipo de decisiones son las que caracterizan a su gobierno», le dijo al líder de la 4T, «corrigen el rumbo de más de 40 años de las políticas antes implementadas y transforman todas las decisiones». Enseguida mencionó las obras realizadas por la CNA en Coahuila y Durango y los empleos generados, como un mentís a los escépticos. «Con estas políticas, señor presidente, seguimos sus instrucciones de atender el derecho humano al agua y al saneamiento, pero también al sector agropecuario, el cual, se ha dicho aquí (en La Laguna), es motor del desarrollo económico».

Tampoco podía faltar el dogma: «Agua saludable para La Laguna es un proyecto que tiene el potencial de unir, pues valorar el agua también es valorar el interés público sobre el privado, porque el agua es de todos (…). Por eso el agua está bajo la rectoría del Estado, porque es fundamental para atender a todos los usos y a todos los usuarios, y para no descuidar a los más vulnerables, a los más pobres».

Y si la 4T impone su voluntad en todo y hace consultas amañadas a la Madre Tierra, ¿por qué no también desafiar a la gramática e interpretar al líquido vital? «El agua es una palabra femenina y, a pesar de ello, se le pone el prefijo “el” (sic). Dicen que porque se oye mal decir “la agua”, pero el agua sabe que esto no es cierto: es porque tiene el valor de retar a la gramática y a los estándares de la sociedad. Tiene también el valor de retar a la gravedad y se va de arriba con la humedad cuando debería irse para abajo».

Disgresiones aparte, el meollo es que después de bregar durante varias generaciones y de intentos fallidos como el Plan MEVA, La Laguna tiene al fin la solución a un problema ancestral al alcance de la mano. E4


Sin agua, pronto seríamos un pueblo fantasma: Bracho

Promotor del estado de La Laguna desde el Congreso, el exdiputado sugiere rescatar el Plan MEVA cuya propuesta es traer líquido de Sonora y Sinaloa

Carlos Bracho González (PAN) presentó ante la LX legislatura federal la iniciativa para crear el estado de La Laguna mediante una reforma al artículo 43 de la Constitución. Catorce años después, advierte: «La región se convertirá en pueblo fantasma en unas decenas de años, pues sin agua suficiente y de buena calidad ninguna región puede prosperar». Desde esa perspectiva —dice—, «a todos los laguneros nos debe alentar que venga una solución para el problema del agua, siempre y cuando sea a fondo y no un “mejoral”, un paliativo».

Sin conocer los detalles del proyecto Agua Saludable para La Laguna, iniciado por el presidente Andrés Manuel López Obrador el 27 de marzo, Bracho se hubiera decantado por el Plan MEVA, Agua para La Laguna, promovido y expuesto por Mario Enrique Vázquez Ávila en el IV Foro Mundial del Agua, celebrado en México en 2006. La idea de Vázquez, con amplio respaldo en la región y apoyo de expertos, era canalizar agua del Pacífico (Sinaloa y Sonora) a la cuenca del Nazas y una vez desalinizada, destinarla a actividades productivas y para consumo humano.

El plan, cuyo nombre responde al acrónimo de su autor, lo explica Fidel Trejo Orozco, investigador de la Universidad del Valle de México, Campus Laguna. «No solo se trata de producir agua y electricidad, sino, con las técnicas de hidroponía y aeroponía, optimizar el uso del agua en la región, porque aun si tuviéramos toda la abundancia del mundo, si no nos enseñamos a utilizarla adecuadamente, a optimizarla, la seguiríamos desperdiciando» (Noticias de El Sol de La Laguna, 08.06.12).

Bracho pone de relieve uno de los puntos débiles del proyecto Agua Saludable: la falta de información. El vacío explicaría en parte la oposición de algunos sectores. Por tanto, sugiere incorporar algunas ideas del Plan MEVA para, en lugar de traer agua de la presa Francisco Zarco, tomarla de Sinaloa y Sonora; y en vez de canalizarla, utilizar el cauce del río Nazas para recargar el acuífero y alimentar la Laguna de Mayrán.

El desconocimiento del plan federal le impide al exdiputado profundizar en el tema e incluso acepta que, por lo tanto, algunas de sus opiniones podrían ser equivocadas. Un asunto acuciante —apunta— es: si el agua tratada llegará a los hogares por las redes de los sistemas municipales, ¿se tomó en cuenta que el 50% del caudal se desperdicia por la obsolescencia de las tuberías? Es importante tener agua saludable, pero también suficiente. Solo así se atacará el problema de raíz, observa.

El movimiento para crear la entidad federativa 33 sigue vivo, así como los fundamentos planteados por Bracho el 8 de marzo de 2007 en la tribuna de la Cámara de Diputados —coincidentes con los del presidente López Obrador en su discurso del 28 de diciembre de 2008—: «Los lazos comunes entre los habitantes de la región suroeste del estado de Coahuila y de la región noreste del estado de Durango, conforman una fracción territorial homogénea, cultural, económica social y política».

Antes había señalado que «las circunstancias sociales y económicas de la región —cuyo PIB de 25 mil 638 millones de pesos superaba al menos al de nueve estados— requieren una nueva geografía política en el país, utilizando herramientas jurídicas, económicas y políticas esenciales para la creación de una nueva entidad». El diputado Porfirio Muñoz Ledo (Morena), aliado de los laguneros en su afán de separarse de Coahuila y Durango, asegura que las reformas para elevar la Ciudad de México al rango de entidad federativa, allana el camino para crear la número 33. E4


Gira presidencial o cómo salvar las apariencias

López Obrador enumera las acciones de su gobierno en un estado donde se le reclama apoyo. Riquelme exige «trato justo» y tiende la mano

El presidente Andrés Manuel López Obrador ha declarado que uno de sus ideales consiste en implantar en México el estado de bienestar. En este sentido, destaca que el gobierno federal invierte en Coahuila «como nunca, sobre todo en beneficio de la gente más humilde». En su reciente gira por las cabeceras de Torreón, San Pedro y Cuatro Ciénegas, AMLO enumeró los programas de apoyo directo para jóvenes, alumnos de educación básica, media y superior, adultos mayores, niños con discapacidad, estancias infantiles, productores agrícolas y pequeños empresarios. Según sus datos, la inversión social alcanza a más de 400 mil coahuilenses, alrededor del 13% de la población del estado.

Ante el gobernador Miguel Riquelme, quien ha denunciado la falta de apoyo federal para afrontar la pandemia de coronavirus y criticado la estrategia de inmunización, el presidente aseguró que «todos los ciudadanos de Coahuila» y del país tendrán acceso a la vacuna. México adquirió 140 millones de dosis en 40 mil millones de pesos, informó. El plan funciona «porque no vale el influyentismo (…) eso se acabó, y hacemos caso a los especialistas». En otro tema, y contra la idea esparcida en algunos medios de comunicación, pero sin referirse a ninguno, advirtió: «Desde que inició el incendio en Arteaga, el gobierno federal ha estado presente» a través de nueve instituciones, encabezadas por la Secretaría de la Defensa. «Hay elementos suficientes, equipo, helicópteros y vamos a seguir (…) hasta apagar el incendio».

En el baile de cifras, López Obrador dio por terminadas y en funcionamiento las universidades públicas de Francisco I. Madero, Piedras Negras y Viesca. El 30 de marzo, tres días después del anuncio en Torreón, Zócalo Saltillo publicó: «Presume la 4T universidades que no existen». Con «fotografías actuales», la nota señala: «los inmuebles se encuentran en obra negra y prácticamente abandonada desde el año pasado a causa de la falta de presupuesto».

«(…) todavía tenemos (…) muchos problemas que resolver, por lo que nuevamente le pido, en su oportunidad, poder exponerlos a su figura (…) por el mismo respeto que (le) guardamos, también dignamente exigimos trato justo, coordinación y solidaridad con los problemas de nuestra entidad».

Gobernador Miguel Riquelme Solís

El delegado del gobierno federal, Reyes Flores Hurtado, no hizo ninguna declaración acerca del desliz presidencial, pero el 4 de abril informó en redes sociales sobre el inicio de la vacunación contra la COVID-19 en Saltillo, iniciada el 6 de abril. El anuncio ocurrió la víspera del arranque de las campañas para alcaldes y diputados federales. La elección en Saltillo, entre José María Fraustro (PRI) y Armando Guadiana (Morena) se anticipa competida. Las tres alternancias en la capital han sido con el PAN.

Las diferencias del gobierno del estado con la federación volvieron a manifestarse en la gira del presidente, no tan perceptibles en los discursos como en las actitudes. Cauto y sin confrontarse con el gobernador Riquelme, cuya colaboración reconoció, López Obrador salió al paso de las críticas por la supuesta falta de apoyo de su administración al estado con datos duros: el proyecto Agua Saludable para La Laguna por ocho mil millones de pesos, la cobertura de los programas sociales, las inversiones por 323 millones de pesos en Acuña y Piedras Negras, la vacunación y el envío de equipo y personal para combatir la conflagración en la sierra de Arteaga.

Riquelme también guardó las formas, reconoció «a la figura presidencial como el más alto mando de la nación y del Estado mexicano (y) por el mismo respeto que guardamos, también dignamente exigimos trato justo, coordinación y solidaridad con los problemas de nuestra entidad». Ese fue el punto de la gira de AMLO destacado por la mayoría de los medios de comunicación del estado. Lo anecdótico sobre la esencia. E4

Torreón, 1955. Se inició en los talleres de La Opinión y después recorrió el escalafón en la redacción del mismo diario. Corresponsal de Televisa y del periódico Uno más Uno (1974-81). Dirigió el programa “Última hora” en el Canal 2 de Torreón. Director del diario Noticias (1983-1988). De 1988 a 1993 fue director de Comunicación Social del gobierno del estado. Cofundador del catorcenario Espacio 4, en 1995. Ha publicado en Vanguardia y El Sol del Norte de Saltillo, La Opinión Milenio y Zócalo; y participa en el Canal 9 y en el Grupo Radio Estéreo Mayrán de Torreón. Es director de Espacio 4 desde 1998.