Agua Saludable, primer paso para detonar el desarrollo de La Laguna

La obra resolverá un problema de salud pública ignorado por la federación en los últimos sexenios. Nueve municipios de Coahuila y Durango, con una población superior a 1.6 millones de habitantes, serán abastecidos con líquido suficiente y de buena calidad. Firman acuerdo para proteger el equilibrio ecológico

Agsal: Haciendo ciudad… ¿o negocios con el agua?

Tras décadas de abandono del Gobierno federal y de sobreexplotación del acuífero, de meses de estira y afloja y de un ultimátum presidencial, el 8 de octubre inició el Programa Agua Saludable para La Laguna. Cinco municipios de Coahuila y cuatro de Durango, donde habitan más 1.6 millones de personas, resolverán problemas añejos de hidroarsenicismo y desabasto a partir de 2023. El primero, provocado por el consumo de agua contaminada con sales de arsénico; y el segundo, como consecuencia del acaparamiento del recurso en detrimento de las comunidades, por parte de empresas lecheras, agrícolas, mineras, embotelladoras de refrescos, acereras y cerveceras. Además de la proliferación de pozos de ilegales y la incapacidad de las autoridades para ponerles freno.

La Comisión Nacional del Agua (Conagua) no tiene capacidad institucional para garantizar que los usuarios de las 536 mil concesiones otorgadas a nivel nacional se apeguen a las cuotas autorizadas, acusa la asociación civil Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad. La dependencia apenas cuenta con 115 inspectores para cubrir el territorio nacional, lo que equivale a más de 4 mil 600 concesiones por empleado. Una simulación. En ese contexto surgió Agua Saludable para La Laguna que, con una inversión de 11 mil 251 millones de pesos, busca satisfacer las demandas de, al menos, 1.6 millones de personas.

«Vamos también a complementar este programa con otras acciones para hacerlo un plan de desarrollo integral en La Laguna […] que es lo que me gustaría que nos presentaran los funcionarios federales y los gobernadores para la próxima reunión».

Andrés Manuel López Obrador, presidente de México

El proyecto encontró el rechazo de la asociación Prodefensa del Nazas A.C. que alertaba sobre riesgos al equilibrio ecológico del Parque Estatal Cañón de Fernández —inscrito como humedal de importancia internacional dentro de la Convention Ramses— si se construía una planta derivadora. Para impedir la obra, la asociación promovió un amparo gracias al cual logró obtener, primero, una suspensión temporal y luego otra definitiva, otorgadas ambas por el Juzgado Séptimo de Distrito. Ante esta situación, el 15 de agosto el presidente Andrés Manuel López Obrador puso un ultimátum en el que advirtió que la inversión del proyecto se emplearía en otros programas sociales si, para el 3 de octubre, no se retiraba el recurso.

Equilibrio ecológico

Un día después de vencer la resolución presidencial, Prodefensa del Nazas desistió del juicio de amparo contra de Agua Saludable. Antes se había definido una serie de acuerdos firmados por la asociación el 7 de octubre junto con directivos de la Conagua; los gobernadores Miguel Ángel Riquelme y José Rosas Aispuro, de Coahuila y Durango, respectivamente; y Juan Luis Hernández, rector de la Universidad Iberoamericana Torreón, con el fin de resguardar la seguridad y el equilibrio ecológico de la región.

«En este documento se asegurará que el volumen de agua de estiaje que fluye por el cauce del Nazas todos los años, una vez que se cierren las compuertas de la presa Francisco Zarco continúe haciéndolo, y se garantice las condiciones mínimas para que ese último tramo vivo del río no se deseque, a la vez que asegura la vida social y económica de los ejidos ribereños que se benefician de esos volúmenes, consideraciones que Conagua aceptó y se comprometió a respetar», aseguró Francisco Valdés Perezgasga, presidente de Prodefensa del Nazas.

Dentro de los puntos se especifica que Conagua contratará a un especialista en humedales continentales, independiente, para que indique las acciones a realizar en aras de que el impacto ambiental sea mínimo y la restauración mayor. Se creará una reserva de la biosfera que incluya todas las áreas naturales protegidas de la Comarca Lagunera a excepción de la reserva de Mapimí. Asimismo, se acordó que el Observatorio Socio-ambiental de la Ibero cuide el cumplimiento de las estrategias de mitigación y remediación de las obras dentro del sector protegido.

El presidente Andrés Manuel López Obrador aprovechó su visita a Lerdo, Durango, el 8 de octubre, para hacer eco de este acuerdo y agradeció la cooperación de ecologistas, campesinos, dirigentes de organizaciones y medios de comunicación en la toma de decisiones sobre el proyecto.

«Los ambientalistas actuaron de manera responsable, esto no afecta al medio ambiente, al contrario, es muy bueno para la salud. Agradecerles también a los dirigentes de productores y organizaciones como la Confederación Nacional Campesina (CNC) por su apoyo y otras independientes. También a los productores de leche que forman parte de la asociación que encabeza Tricio y dirigentes de medios de información, directores de periódicos y los que forman opinión pública, ayudan informando a que la gente tenga todos los elementos para tomar decisiones con criterio» (Milenio, 08.10.21).

Tres partidos, una meta

Agua Saludable para La Laguna demuestra que cuando existe voluntad política y un proyecto cuenta con el apoyo popular y busca solventar necesidades básicas, los colores partidistas y las diferencias políticas deben hacerse a un lado. Una obra de esta envergadura no sería posible sin el impulso de la federación y la colaboración de los gobiernos de Coahuila y Durango.

López Obrador buscó la conciliación entre todos los agentes, pero no cedió a presiones, como lo demostró el ultimátum. «Vamos también a complementar este programa con otras acciones para hacerlo un plan de desarrollo integral en La Laguna que incluya créditos, fertilización, precios de garantía, apoyos directos para productores, educación, mejoramiento de escuelas, salud, seguridad, desarrollo urbano, vivienda. Un plan integral que es lo que me gustaría que nos presentaran los funcionarios federales y los gobernadores para la próxima reunión, que ya podamos tener el programa integral de manera conjunta», propuso.

Primeros pasos

Con la llegada de Ramón Trucíos, científico del Instituto Nacional de Investigaciones Forestales Agrícolas y Pecuarias (INIFAP), a la zona donde se desarrollarán las tareas de clareo y limpieza en el Parque Estatal Cañón de Fernández se dio inicio a las labores de supervisión ecológica.

Trucíos explica que su labor consiste en comprobar que se lleven a cabo adecuadamente los trabajos de remoción y reubicación de flora y fauna del lugar en las áreas que se verán impactadas por la construcción de la planta de bombeo. Cada paso deberá responder a las especificaciones recogidas en el manifiesto de impacto ambiental para esa región.

«En este proyecto hay más de diez programas de manejo ambiental que se realizaron y se van a supervisar por parte del Instituto, es decir se van a verificar que se están desarrollando», detalló (Milenio, 12.10.21)

En concordancia también se reforzarán las labores de vigilancia en el Cañón de Fernández. Con este fin, Raúl Villegas Morales, subsecretario de Recursos Naturales y Medio Ambiente (SRNyMA) en la Región Lagunera de Durango, anunció que pronto se contratarán seis personas más para apoyar en la encomienda y se espera instalar en breve tres casetas de observación en los principales accesos al parque estatal.

Problema global

El «Informe sobre el estado de los servicios climáticos en 2021: agua», coordinado por la Organización Meteorológica Mundial (OMM), apunta que 3 mil 600 millones de personas tuvieron acceso inadecuado a este recurso, como mínimo, un mes al año en 2018 y considera que la cifra superará los 5 mil millones para 2050. Prevé, además, que la población aquejada por el estrés hídrico se elevará considerablemente con el crecimiento demográfico. En cuanto a los sistemas de gestión, vigilancia, predicción y los esfuerzos desplegados en materia de financiación climática, los califica de insuficientes.

De acuerdo con el documento, durante las últimas dos décadas, los depósitos de agua continental —superficiales y subterráneos, incluida la humedad del suelo, la nieve y el hielo— se han reducido a un ritmo de un centímetro por año. La situación se agrava por el hecho de que solo el 0.5% de los recursos hídricos del planeta es agua dulce disponible y aprovechable. Para más inri, el número de sequías y su duración también aumentaron en un 29% durante este mismo período.

«La falta de agua continúa siendo uno de los principales motivos de preocupación para muchas naciones, especialmente en África. Más de 2 mil millones de personas viven en países que padecen estrés hídrico y carecen de un suministro de agua potable y servicios de saneamiento», explicó el profesor Petteri Taalas, secretario general de la OMM.

A fin de reducir los desastres relacionados con el desabasto hídrico, la OMM hace un llamado para tomar medidas urgentes orientadas a mejorar la gestión cooperativa de los recursos que aún están disponibles, adoptar políticas integradas sobre el clima, e incrementar las inversiones sostenibles en el sector. E4

Las metas

  • Impedir la sobreexplotación del acuífero.
  • Cancelar, al menos, 160 pozos contaminados.
  • Incrementar el caudal ecológico del Cañón de Fernández.
  • Recuperar y tratar la recolección de agua.
  • Generar seis mil empleos directos e indirectos.
  • Clausurar pozos agrícolas clandestinos.
  • Optimizar el uso del agua para la agricultura y las ciudades.
  • Contribuir a la seguridad alimentaria con el apoyo hídrico al cultivo de sorgo, maíz forrajero, algodón, alfalfa y nogal.
  • Invertir en la tecnificación del Distrito de Riego 017 mediante el revestimiento de canales, el mejoramiento de infraestructura y la nivelación de parcelas.

Fuente: diputadosmorena.org.mx


Agsal: Haciendo ciudad… ¿o negocios con el agua?

La empresa cumple 20 años de funcionar en Saltillo sin dar respuesta a usuarios por el servicio ineficiente y la escasa transparencia en sus operaciones

A pesar de las acusaciones en su contra —no desempeñar correctamente las funciones para la que fue contratada, incurrir en falta de transparencia y no superar siquiera el 60% de eficacia en el modelo de distribución, por citar las tres más recurrentes— Aguas de Saltillo celebró el 1 de octubre dos décadas de operaciones en la capital coahuilense, bajo el lema «Cumpliendo. Aguas de Saltillo 20 años haciendo ciudad».

La paramunicipal presume que, «hoy en día, con casi la misma cantidad de agua que se producía en 2001, se suministra agua a 266 mil viviendas». Para recalcarlo su gerente general, Jordi Bosch Bragado, dio entrevistas a medios de comunicación locales, donde hizo énfasis en la calidad y eficiencia del servicio, el aumento del número de familias beneficiadas y la aplicación de tarifas diferenciadas de acuerdo a los sectores poblacionales.

Sin embargo, para la Asociación de Usuarios del Agua de Saltillo (AUAS), la realidad apunta a otra dirección. El alza de las tarifas en que ha incurrido varias veces la paramunicipal no se corresponde —sino que excede— el incremento mensual en el Índice Nacional de Precios de Consumidor, lo cual viola una de las cláusulas del contrato entre InterAgbar de México y Simas-Saltillo.

Otro punto sensible aborda el corte de los servicios. Aun cuando el artículo 4, párrafo sexto de la Constitución establece que «toda persona tiene derecho al acceso, disposición y saneamiento de agua para consumo personal y doméstico en forma suficiente, salubre, aceptable y asequible», AUAS señala que Agsal, cada año, realiza la suspensión total de servicios en aquellos hogares saltillenses que presentan dificultades para solventar su pago.

También persiste la desconfianza sobre la calidad del agua. Un análisis de la Facultad de Economía de la Universidad Autónoma de Coahuila (UAdeC), realizado en 2016, advierte que, pese a su impacto en la economía familiar, el 82.8% de usuarios de Agsal consume agua de garrafón, y solo el 11.7% la toma directo de la llave (Espacio 4, 675).

Agsal tampoco explica cómo atiende hoy las demandas de 260 mil habitantes —en 2001 eran 150 mil— sin incurrir en la violación de la única concesión que le otorgó Conagua con fines de uso público urbano por 51.1 millones de metros cúbicos anuales cuando las fugas no dejan de afectar el sistema de distribución hídrico de la ciudad.

A pesar de las irregularidades señaladas reiteradamente por AUAS, en 20 años las autoridades nunca han iniciado una investigación a fondo sobre la paramunicipal que, eso sí, sigue haciendo en esta ciudad un jugoso negocio. E4

La Habana, 1975. Escritor, editor y periodista. Es autor de los libros El nieto del lobo, (Pen)últimas palabras, A escondidas de la memoria e Historias de la corte sana. Textos suyos han aparecido en diferentes medios de comunicación nacionales e internacionales. Actualmente es columnista de Espacio 4 y de la revista hispanoamericana de cultura Otrolunes.