Castro Lozano, «hombre de verdades»: Calderón

Los expresidentes Vicente Fox y Felipe Calderón participaron en el homenaje presencial y virtual, transmitido por Facebook, para reconocer la trayectoria de Juan de Dios Castro Lozano, fallecido el 24 de noviembre pasado.

En la transmisión del 28 de noviembre también intervinieron el gobernador de Durango, José Rosas Aispuro, y el líder nacional del PAN, Marko Cortés. Castro Lozano nació en Torreón, pero radicaba en Lerdo. Militaba en Acción Nacional desde 1963. Murió a los 78 años a causa de la COVID-19.

Castro Lozano estudió Derecho en la Universidad Autónoma de Coahuila, donde también concluyó una maestría en Derecho Laboral. También cursó un diplomado en Derecho Penal por la Universidad Iberoamericana, Plantel Laguna.

Desarrolló una importante labor educativa en Durango. En 1962 fundó el Instituto Comercial Mexicano (ya desaparecido); en 1965, la Escuela Secundaria «Vasco de Quiroga»; y en 1982, la Preparatoria «Vasco de Quiroga», todas en Lerdo.

Ocupó diversas posiciones en el Comité Ejecutivo Nacional del PAN. Fue diputado federal plurinominal en cuatro ocasiones. Durante el primer periodo de la LIX Legislatura (2003) presidió la Cámara de Diputados. Como senador de la República por Durango, de 1994 a 2000, representó a México ante el Parlamento Alemán y ante la Interparlamentaria Mundial en Santiago de Chile.

Vicente Fox lo designó consejero jurídico de la Presidencia de la República, cargo que dejó al ser electo diputado en 2003, pero retornó a él en 2005 y lo desempeñó hasta el final del sexenio.

Felipe Calderón, lo designó subprocurador de Derechos Humanos, Atención a Víctimas y Servicios a la Comunidad de la Procuraduría General de la República.

Pese a su destacada trayectoria política, Castro se asumía como «docente de corazón», y así lo declaró: «Mi vocación principal, estoy absolutamente convencido que fue, ha sido y sigue siendo hasta la fecha, la de maestro. Porque me hace sentir realizado. Soy otro cuando doy clases a los alumnos» (Milenio, 25.03.20).

Juan de Dios Castro Lozano falleció el 24 de noviembre víctima de COVID. Así lo confirmó su hermana María del Rosario, actual titular de la Coordinación General del Gabinete del gobierno de Durango. «Con profundo dolor les comparto el fallecimiento de mi hermano el Lic. Juan de Dios Castro Lozano que ha sido llamado a la Mesa del Señor. Maestro de generaciones, doctrinario de gran trayectoria en Acción Nacional, parlamentario y escritor. Elevemos nuestras oraciones por el eterno descanso de su alma», dijo.

En el homenaje, el expresidente Calderón criticó a su expartido, pese a que a través de México Libre negocia candidaturas con el PAN. Subrayó el deterioro del blanquiazul por haber perdido la costumbre del debate. En protesta, dijo, «Castro Lozano dejó de ir a las reuniones» del consejo nacional. Juan de Dios —dijo— fue «pieza fundamental de la transición política y el ejercicio de la vida democrática del país que implicó una mística de sacrificio» como regidor, legislador y juez. Enfatizó que era un «hombre de verdades» y polémico, «que no se andaba por las ramas».

Calderón criticó aprovechó para criticar también al gobierno de Andrés Manuel López Obrador. Consideró «torpe, irresponsable, negligente y a veces hasta criminal el manejo de la pandemia», pues supera las 100 mil muertes y el millón de contagios. Agregó que ese manejo es el que tomó la vida de su amigo.

El líder del PAN, Marko Cortés, reveló que por conducto de una amiga, el exdiputado Castro Lozano le reclamó por no haberlo invitado a participar en la negociación con México Libre. Destacó su papel como «uno de los máximos tribunos que ha tenido México y deja una profunda huella en la vida política del país. «En el Poder Legislativo federal sobresalió su estilo de oratoria firme, elegante y también utilizando el sarcasmo», dijo. Expuso que hacía aproximadamente mes y medio dialogó con él y quedaron de verse una vez que pasara la pandemia, «lamentablemente ya no pudo ser».

Vicente Fox puso énfasis en el apego de Castro Lozano a los principios de la legalidad. «Es un día triste, pero a la vez de gloria porque se reconoce la labor de un formidable político, ejemplar padre de familia y catedrático», apuntó.

El gobernador José Rosas Aispuro Torres definió a Castro Lozano como «un gran duranguense, un gran tribuno y un gran padre, que trabajó en la transición política en una época en que era un pecado capital ser de un partido de oposición». También se refirió al homenajeado como un «crítico de la mentira y de la impunidad».

Israel Castro Muñoz advirtió que su padre pudo compaginar su rol de cabeza de familia con su desempeño político y académico que tanto se le reconoce. E4

Espacio 4.