De ciencia, educación y algo más…

Cuando niños o adolescentes al inicio de un ciclo escolar, uno pensaba en estrenar los útiles y las materias que recibiría en clase, aunque en la mayoría de los casos el pensar en las ciencias exactas provocaba una angustia, reprobar el examen de ciencias naturales o quedarte hasta tarde haciendo la tarea de geografía, hasta que papá o mamá se rindieran y optaran hacerla por ti y mandarte a dormir.

De ciencias, educación y algo más, nos invita a perderle el miedo a estudiar y aprender que la filosofía es necesaria para tener una visión global de la cultura y conocer nuevos pensadores. Se divide en cinco partes que facilitan leer lo que más nos interese: I. Algo sobre educación y capacitación, II. Algo de matemáticas, III. De filosofía y filósofos, IV. Personajes y disruptores, V. ¿Cómo y dónde irrumpen las ciencias?

Es un libro que atrapa desde un principio. Primero con la ilustración de Jorge A. González que nos bombardea de espacio, tiempo, redes sociales. ¡Todo! La edición y cuidado de Iván Vartán, y el detallado diseño de Rosario Contreras hacen amable y ágil la lectura la lectura.

Salvador Hernández Vélez, en su libro lleva a la práctica lo que menciona Alain Ducasse, «Lo mejor que se puede compartir es el conocimiento». En cada apartado ofrece una reflexión puntual con filósofos tradicionales y otros contemporáneos, matemáticos, físicos, líderes de opinión, además de una reflexión por parte de miembros de instituciones académicas como de la Universidad Autónoma de Coahuila.

De ciencias, educación y algo más llega en el momento preciso. En un año donde hemos valorado la vida, la salud, el dar un abrazo sin miedo al contagio, sobre todo la ciencia, misma que como nunca le pedimos a quienes la practican que rápidamente encontrarán la cura.

El nuevo libro de Salvador, se debe de leer. Con una buena taza de café y, ¿por qué no?, dos buñuelos por aquello de la temporada.

Promotor cultural.