Destino

Volveré sobre los demonios de la noche
y te salvaré de lo dura que es la vida
atravesaremos el espejo guardado en los cajones de la nada
y tu cuerpo será mi estandarte.
Una medalla; olvidarás mi nombre
aún escrito sobre piedra y oculto en el cofre de oro,
la noche será fría y las fieras llamarán a tu puerta.
Qué terrible es la madrugada,
tus manos se endurecen
y tu voz se pierde con los ruidos de animales heridos.
Una música gélida viene de nuestros pasos
y los pájaros nos vigilan
parados sobre el espejo que estuvo guardado
en los cajones de la nada.

(Zacatecas, 1990). Es poeta, narrador y traductor. Ha publicado Para cantar bajo la lluvia (Rey chanate ediciones, 2017). Las cenizas del día (Literatelia, Toluca, 2019), es una colección de imágenes rabiosas, derrotistas y asqueadas, pero capaz de encontrar la belleza allí; en una calle sucia, en el dolor de los días o entre los «pétalos sobre fotografías mojadas por el llanto».