El futuro de AHMSA

Extraña manera de ayudar tiene el presidente Andrés Manuel López Obrador. En una reunión en Saltillo dijo como candidato: «Vamos a apoyar a Altos Hornos». Hoy la acería, fundada en 1942 por el estadounidense Harlod Robert Pape, vuelve a estar en virtual quiebra tras el embargo de cuentas por la venta de la planta chatarra de Agro Nitrogenados a Pemex con un sobreprecio de 200 millones de dólares. AHMSA inició como empresa mixta en el gobierno de Manuel Ávila Camacho; su etapa de mayor solidez y vinculación social la experimentó con Pape.

AHMSA entró en barrena cuando el populismo antiempresarial de Luis Echeverría cedió el control a políticos, la mayoría de los cuales devinieron en millonarios y convirtieron una industria financieramente sana en parasitaria del Estado. El gobierno la expropió en la década de los ochenta para «salvarla», y en 1991, con el arribo del neoliberalismo y el capitalismo de cuates, Carlos Salinas la privatizó a precio de ganga. Los ganadores fueron Xavier Autrey Maza y Alonso Ancira Elizondo, quien al cabo se haría con el control del Grupo Acerero del Norte.

Otra de las privatizaciones salinistas, operadas desde Los Pinos por Pedro Aspe y Jaques Rogozinski, fue la de Pajaritos (Fertimex, antecedente de Agro Nitrogenados). El complejo petroquímico lo adquirieron —por debajo de su valor— los hermanos del entonces gobernador Rogelio Montemayor, quien se deslindó de la trama. Los Montemayor vendieron después a AHMSA y en el gobierno de Peña Nieto Pemex recompró la planta, convertida en chatarra. El asunto tiene múltiples ramificaciones, una relacionada con Odebrecht. Ancira continúa detenido en España.

AHMSA advierte en un desplegado que la venta de Agro Nitrogenados a Pemex, en 275 millones de dólares, fue el «resultado de una negociación basada en diversos avalúos nacionales e internacionales». Respecto al sobreprecio de 200 millones de dólares, asegura no haber encontrado «ningún documento, demanda o solicitud legal o extrajudicial de sustento a dicho señalamiento…». Por otra parte, desvincula de esa operación la demanda penal contra Ancira por «uso de recursos de procedencia ilícita» (Reforma, 10.09.20).

Quizá la «ayuda» de AMLO a AHMSA consista en un cambio de dueño (a Villacero) y erradicar de las regiones Centro, Carbonífera y Norte el cacicazgo implantado por Salinas. Bajo esa premisa, podría pensarse en un arreglo de cuentas de la 4T. Sin embargo, la declaración de un conocedor ajeno al

gobierno de López Obrador le da perspectiva al caso. El exsecretario de Energía y excandidato presidencial del PRI, Francisco Labastida, afirma que «los avalúos (de Agro Nitrogenados) eran muy inferiores al precio que pagaron. (…) Es como dramático. El que yo vi (era) de 19.5 millones de dólares y lo vendieron en 275 millones. (…) No me gustaría creerlo y mucho menos que hubiera ocurrido…

»Los avalúos pueden dar diferentes números, pero el margen de error no te da pa’ tanto (…), trece veces la diferencia, no te da para tanto (…) me atrevo a suponer que esa diferencia (255.5 millones de dólares, énfasis del columnista) se repartió entre varias gentes, y lo que le corresponde al sistema judicial es investigar entre quiénes se repartió. Algo similar ocurrió con el caso de Lázaro Cárdenas (Fertinal)» (Aristegui Noticias, 28.07.20). La corrupción, arrastrada desde el sexenio de Salinas, fue una de las razones por las cuales Labastida perdió la presidencia. Por eso celebra: «Qué bueno que los están investigando»».

Pronóstico: Ancira perderá el control de AHMSA y jamás tendrá una estatua como Harold R. Pape en el corazón de Monclova.

Torreón, 1955. Se inició en los talleres de La Opinión y después recorrió el escalafón en la redacción del mismo diario. Corresponsal de Televisa y del periódico Uno más Uno (1974-81). Dirigió el programa “Última hora” en el Canal 2 de Torreón. Director del diario Noticias (1983-1988). De 1988 a 1993 fue director de Comunicación Social del gobierno del estado. Cofundador del catorcenario Espacio 4, en 1995. Ha publicado en Vanguardia y El Sol del Norte de Saltillo, La Opinión Milenio y Zócalo; y participa en el Canal 9 y en el Grupo Radio Estéreo Mayrán de Torreón. Es director de Espacio 4 desde 1998.