El patriarcado como sistema de opresión

«Sin utopía la vida sería un ensayo para la muerte».

J.M. Serrat

Con los cambios tan vertiginosos que se presentan en nuestra actualidad como principal pretexto, considero que resulta necesaria una reconfiguración de las sociedades en el mundo actual. Estas son un punto de confluencia, un punto siempre móvil, son como un juego interactivo que siempre pretende encontrar respuesta. Nuestra época requiere dar solución a desafíos viejos pero a su vez vigentes, si queremos rescatar lo humano de nuestra humanidad.

Resulta paradójico que el sistema de sociedad (liberal-capitalista) que se mostraba —y se nos muestra— como una realidad moderna, democrática e igualitaria, como el mejor bálsamo, parece no concordar con lo que la circunstancia actual nos demuestra. Este sistema en la realidad prueba que no es justo con los seres humanos, por el contrario, ha generado mayor desigualdad, trato de semejante y realmente cada día crecen más las diferencias entre ricos y pobres, hombres y mujeres, por generalizar.

Proyectos alternativos de sociedad han existido en el mundo con triunfos, retrocesos y derrotas. Latinoamérica no es la excepción y de manera particular tiene luchas comunes de reivindicación. Tenemos ejemplos recientes en el Ecuador, en el Salvador, en Bolivia, Argentina y en México que presentan aproximaciones en muchos aspectos.

Poco antes de la pandemia, un grupo de luchadores sociales e ideólogos, confluyeron en la circunstancia en donde la lucha y el exilio los identificó e hicieron una serie de reflexiones colectivas y de autocrítica que culminaron en un libro llamado Construir poder transformador Debate latinoamericano. Los participantes de diferentes países, principalmente para los casos de Bolivia, Ecuador, El Salvador y México, a lo largo de siete meses y con las experiencias personales de formación y de lucha bajo el brazo, construyeron consensos con la idea de profundizar en lo positivo, en los cambios, pero con una visión autocrítica de sus omisiones y acciones, confeccionaron este nuevo libro de izquierda que constituye, a toda vista, un referente para construir un nuevo socialismo.

En lo particular, un capítulo habla sobre el patriarcado como sistema de opresión. Creo que es importante resaltar este tópico porque considero que es una desigualdad que silenciosamente permea y vive en nuestras sociedades, además de que es el resultado de un sistema de sociedad impuesto y alevosamente hecho al surgir el poder del Estado bajo un arquetipo hasta teológico en donde, naturalmente, si pretendemos ser iguales, algo no funciona bien. El libro mencionado aborda distintas experiencias y diversas visiones de lucha de mujeres en Latinoamérica.

Sin ahondar en el concepto de feminismo, llama la atención entender que existe un feminismo que le es totalmente funcional al sistema capitalista, y esto implica quizá, una incompatibilidad. De manera alterna, aquí se aborda al nombrado feminismo popular. El patriarcado es consecuencia del sistema liberal capitalista.

Existen muchas brechas, un gran desconocimiento y además, una gran pretensión de politizar este tema para demeritar esta reivindicación o contrapoder. Considero que las reformas legales no son suficientes y tampoco lo es, la elaboración de políticas públicas. Creo que la lucha debe de ser constante y forma parte de la construcción de una nueva sociedad, diferente, en donde no solo se ocupe lo legal y lo institucional, sino lo formativo desde todos los lugares, para poder construir un poder diferente, incluyente, formativo y emancipatorio para todos por igual.

Aguascalientes, 1982. Cursó sus estudios de Licenciatura en Derecho en la Universidad Autónoma de Coahuila, posteriormente hizo sus estudios de maestría en Gobierno y Gestión Pública en la Universidad Complutense de Madrid. Labora en la administración pública estatal desde el año 2005. Es maestro de Teoría Política en la Facultad de Economía de la UA de C desde el año 2009. Ha sido observador electoral de la Organización de los Estados Americanos en misiones para Sudamérica, en la que participa como miembro de observadores para temas electorales.