Empieza la cuenta atrás para las votaciones más controvertidas; 20 mil cargos en disputa

Morena lidera la intención de voto en la mayoría de los 15 estados que elegirán gobernador; encuestas de Massive Caller anticipan una nueva debacle del PRI. La coalición Va por México sería la gran perdedora; el PAN, firme en Querétaro, pero no en Chihuahua. José María Fraustro Siller aventaja en Saltillo y Marcelo Torres en Torreón

Congreso: Morena 45%, PAN 16% y PRI 12%, prevé Oraculus

Las elecciones más grandes en la historia de México —este 6 de junio— serán plebiscitarias y definirán el futuro del modelo político propuesto por el presidente Andrés Manuel López Obrador. Será en las urnas donde se decida la continuidad de la Cuarta Transformación. Para ello Morena busca conservar el predominio en el Congreso, donde hoy ocupa 253 escaños (50.6% del total) y hacerse con la mayoría de las 15 gubernaturas en disputa, de las cuales ahora solo tiene una.

En estados democráticos, los «carros completos» son cosa del pasado. Los candidatos están obligados a convencer a una sociedad cada vez más reacia a creer en promesas de campaña tan estentóreas como vacías. Lo viable y serio de cada propuesta debe contrastarse con la realidad, por encima de la arenga propagandística. La popularidad del presidente —Mitofsky la ubicaba en 60.6% en abril— y la falta de una oposición real, creíble, activa y coordinada puede inclinar la balanza por Morena. La coalición Va por México, compuesta por tres viejos rivales —PRI, PAN y PRD— lejos de sumar adeptos, espantó incluso a los más leales de sus filas. Sin embargo, el afán protagónico del Ejecutivo, sus desplantes, su animadversión hacia algunos medios de comunicación y otros sectores, así como su enfrentamiento con el Instituto Nacional Electoral (INE) puede restarle votos en las clases media y alta.

Por primera vez, 21 mil 585 mexicanos residentes en el extranjero podrán sufragar en procesos locales a través de la red. El Sistema de Voto Electrónico por Internet (SIVEI) está disponible para elegir nueve gobernadores, un diputado migrante y uno más de representación proporcional, informó el Instituto Nacional Electoral (INE).

La joya de la corona

En Coahuila, el PRI intenta a toda costa mantenerse como principal fuerza política; actualmente gobierna 19 municipios. José María Fraustro, de la coalición PRI-PRD, y Armando Guadiana Tijerina, de Morena, se disputan Saltillo, la joya de la corona. Una encuesta de Massive Caller, del 17 de mayo, le otorga al candidato del partido tricolor una intención de voto del 36.9%. Guadiana le sigue con el 30.8%. Las posibilidades del resto de los candidatos son nulas. Tere Romo (PAN), a duras penas alcanza el 6.8%.

Fraustro propone, en su Plan Municipal de Desarrollo, realizar obras de infraestructura y otorgar créditos a mujeres y jóvenes emprendedores para integrarse a la reactivación económica.

Guadiana, por su parte, ofrece mejorar el transporte público, crear un consejo en Derechos Humanos y gestionar apoyos financieros para los micro y medianos empresarios.

En Torreón se pronostica una de las competencias más cerradas. Marcelo Torres Cofiño (PAN), Luis Fernando Salazar Woolfolk (padre del candidato original del mismo nombre, inhabilitado por el INE por no presentar el informe de sus gastos de precampaña) y Román Alberto Cepeda (PRI-PRD) encabezan las preferencias electorales en la metrópoli lagunera con 28.1%, 25.7% y 24.5% respectivamente. Sin embargo, la cancelación del registro de Luis Fernando Salazar Fernández y la división en Morena por la postulación de su padre, podrían definir la elección por Torres Cofiño.

En Monclova, el PAN camina con relativa tranquilidad para ganar de nuevo la alcaldía. Con el 30.7% de la intención de voto, Mario Dávila aventaja a Guadalupe Murgía (PRI-PRD) y a Cristina de la Rosa (Morena), quienes tienen el 19.2% y el 17.6%, respectivamente.

En Piedras Negras, sucede otro tanto, El representante de Morena, Claudio Bres Garza, pasea la distancia con 37.7%. Norma Treviño (PRI-PRD) lo sigue de lejos con 20.4% y, más atrás, marcha Carlos Jacobo Rodríguez, de UDC, con 15.2%.

Una melodía diferente suena en Acuña, donde Morena lidera con el exalcalde udecista Emilio de Hoyos, padre y homónimo del candidato original (es el mismo caso de Torreón), quien registra el 33.7% de las preferencias. Le siguen Georgina Cano, de la coalición PRI-PRD, con el 28.2%, y Sergio Garza Castillo, del PAN, con el 12.8%. En Múzquiz, Tania Vanessa Flores (Morena) y Héctor García (PRI-PRD) encabezan las encuestas: 43.7 y 38.1%.

El tricolor se destiñe

Morena lidera la intención de voto en ocho de los 15 estados que elegirán gobernador el 6 de junio. En algunos casos el margen es amplio. En Nayarit, Miguel Ángel Navarro aprovecha la alianza entre Morena, PT, PVEM y Panal para distanciarse con 48.8% sobre el 16.0% que exhibe su más cercano competidor, Nacho Flores, de Movimiento Ciudadano.

En otras entidades ese margen se estrecha. La diferencia de puntos porcentuales en Tlaxcala es menos de nueve (43.2% contra 34.6%), favorable a Morena. Allí, Lorena Cuéllar tendrá que emplearse a fondo si quiere concretar su victoria sobre Anabell Ávalos de la coalición Va por México (PRI-PAN-PRD).

De confirmarse en las urnas las tendencias actuales, Morena retendría Baja California y ganaría Colima, Guerrero, Sinaloa, Sonora y Tlaxcala —hoy en poder del PRI—, además de Michoacán (PRD) y Nayarit (PAN).

Se sumarían a la alternancia Campeche, donde el exgobernador y líder del PRI, Alejandro Moreno, impuso como candidato de la coalición Va por México a su sobrino Christian Castro, que pasaría a MC o a Morena. En Nuevo León, el primer gobernador independiente del país, Jaime Rodríguez, sería reemplazado por Samuel García, de Movimiento Ciudadano. En San Luis Potosí, Octavio Pedroza, de la coalición PAN-PRI-PRD va arriba con el 36.5%. Le siguen los candidatos del PVEM-PT y de Morena.

El PAN, con un partido local, retendría Querétaro; en coalición con el PRI y el PRD, Baja California Sur; y en alianza con el PRD, Chihuahua. En Zacatecas, el bloque encabezado por el PRI le saca una nariz a Morena.

De hacerse realidad esta proyección, los comicios del 6 de junio representarán otro golpe para el tricolor, pues perdería siete entidades y aceleraría su extinción como fuerza política a escala nacional. Las urnas dirán la última palabra.

Candidatos bajo asedio

El proceso electoral tampoco ha estado exento de acusaciones para intentar defenestrar a determinados candidatos. Esta vez, además, con la participación del propio Ejecutivo federal. Antes, el INE, con un rigor no aplicado en casos análogos previos, canceló las candidaturas de los morenistas Félix Salgado Macedonio, en Guerrero; y de Raúl Morón, en Michoacán. Al primero lo sustituyó su hija, Evelyn Salgado.

En la rueda de prensa del 5 de mayo, el presidente Andrés Manuel López Obrador presentó una «denuncia ciudadana» contra el candidato del PRI-PRD al gobierno de Nuevo León, Adrián de la Garza, por ofrecer dinero plástico a cambio del voto. «Ayer vi una foto de un candidato de Nuevo León a la gubernatura que está ofreciendo que, si votas por él o si lo ayudas, vas a tener, no sé si mil 500, mil 800 pesos cada dos meses», (Animal Político, 05.05.21).

La Fiscalía General de la República(FGR) inició una investigación por la presunta compra del voto mediante la «tarjeta regia». El presidente nacional del PRI, Alejandro Moreno, aseguró que el método no viola la Constitución, lo cual es una mentira, ni contraviene las normas electorales. Citó como antecedente los comicios para gobernador de Coahuila, en 2017, cuando «se acusó a nuestro candidato de entregar tarjetas, monederos rosas, tarjetas para inscripción. Esa acusación fue desestimada por resolución expresa de la Sala Superior del Tribunal del Poder Judicial de la Federación, por considerarla improcedente» (Animal Político, 11.05.21). Ese órgano lo controlaba Peña Nieto desde la presidencia.

Nuevo León, junto con San Luis Potosí, es uno estados donde la encuesta de Massive Caller no ubica a Morena en primer o segundo lugar en la preferencia de voto. En Nuevo León, su candidata Clara Luz Flores, ocupa el tercer sitio con 19.2%, bastante lejos de Samuel García, de MC, quien se mantiene a la cabeza con 38.1%. Adrián de la Garza (PRI-PRD) le sigue en un lejano segundo puesto con 20.5%.

No menos llamativa resulta la situación en Chihuahua, donde el gobernador, Javier Corral Jurado (PAN), ha levantado una cruzada en contra de la candidata de su propio partido, María Eugenia Campos, por presuntos actos de corrupción. El delito más grave que se le imputa consiste en haber recibido alrededor de 8 millones de pesos del exgobernador priista César Duarte Jáquez mediante una «nómina secreta» —mecanismo que utilizó para desviar más de mil millones de pesos durante su administración— acreditados con 34 recibos firmados por ella.

«Es tan mitómana como César Duarte, es el mismo modus operandi donde es el dinero por encima de todos, con distorsión, compra de medios y estrategias mediáticas. Estamos viviendo el modelo, el “maestro” está más vivo que nunca», declaró Corral a menos de tres semanas de las elecciones (El Heraldo de Chihuahua, 20.05.21).

A pesar de las acusaciones, Campos se mantiene como favorita para ocupar la gubernatura, con 39.6%, seguida por Juan Carlos Loera (Morena-PT) con 34.6%. En su defensa, asegura que todo el embrollo es parte de un plan difamatorio orquestado por Corral para frenar su candidatura. «Esto es un montaje y es una persecución política desde el gobierno estatal; sí, del gobernador; ya nada nos sorprende de él, ya sabemos que no me quiere, pero cada vez es más claro que él ha estado haciéndole la tarea a Morena y poniendo en riesgo el futuro de todos los chihuahuenses: tal vez algún pacto tendrá» (Milenio, 23.05.21).

INE, el nuevo villano

La confrontación entre el INE (en particular con Lorenzo Córdova y Ciro Morayama) y López Obrador ya traspasó los límites de la compostura política para transformarse en una pelea arrabalera donde, un día sí y otro también, ambas partes aprovechan para descalificarse.

El 28 de abril, el presidente tildó de «golpe a la incipiente democracia» de México el fallo emitido por el INE y ratificado por el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) que canceló los registros de los candidatos de Morena, Félix Salgado Macedonio y Raúl Morón Orozco, a las gubernaturas de Guerrero y Michoacán, respectivamente, por no comprobar los gastos de precampaña.

Anteriormente, el 22 de abril, el INE había amenazado al Ejecutivo con amonestarlo si persistía en desacatar la veda electoral, la cual prohíbe toda propaganda gubernamental y pronunciamientos que puedan incidir en el proceso, como los hace durante sus conferencias matutinas.

En medio de este toma y daca, el dirigente nacional de Morena, Mario Delgado, llegó para echarle más leña al fuego. En un mitin realizado el 22 de mayo, en Chiapas, aseguró que la oposición estaba aliada con el INE y alertaba sobre un posible fraude electoral.

«Tenemos que repetir la hazaña de 2018 porque la mafia de la corrupción va a querer meterle mano a las elecciones, van a querer comprar la conciencia de la gente. Incluso, ya están aliados con los del INE, algunos consejeros son sus aliados; están persiguiendo a nuestros candidatos y candidatas, es una auténtica cacería», expresó (Expansión Política, 22.05.21). E4

Lo que se elige

  • 15 gubernaturas
  • 1,063 diputados locales
  • 1,925 presidentes municipales
  • 2,059 síndicos
  • 14,249 regidores
  • 300 diputados federales por mayoría relativa
  • 200 diputados federales por representación proporcional
  • 1 senaduría (elección extraordinaria en Nayarit)
  • 635 Juntas Municipales / Concejales / Presidencias de Comunidad

Fuente: INE


Congreso: Morena 45%, PAN 16% y PRI 12%, prevé Oraculus

La composición de la Cámara de Diputados en la legislatura LXV será fundamental para definir la continuidad de la 4T. Es allí donde el presidente Andrés Manuel López Obrador necesita que se aprueben sus proyectos para continuar con su cuestionado modelo político. Hasta la fecha ha navegado en aguas mansas porque Morena domina 253 escaños de los 500 que la integran. El escenario cambiaría drásticamente si después de las elecciones del 6 de junio, el partido guinda no alcanza la ansiada mayoría simple (251). En tal caso, el Ejecutivo se vería obligado a negociar sus futuras propuestas con una oposición ávida por frenar el impulso que lleva.

Para estos comicios el Instituto Nacional Electoral (INE) aprobó 3 mil 741 fórmulas a diputaciones federales por Mayoría Relativa y Representación Proporcional, presentadas por 10 partidos políticos y dos coaliciones —Va por México, con el PRI, PAN y PRD; y Juntos Hacemos Historia, con Morena, PT y PVEM—. Asimismo, de los 434 congresistas que se postularon para buscar la reelección, se avalaron únicamente 213.

Según el compendio de resultados de las principales encuestas, publicado por Oraculus, se proyecta que Morena ocupe el 45% de las curules en la Cámara de Diputados, seguido por el PAN (16%), PRI (12%) y PVEM (10%). El resto de los grupos políticos, de manera individual, no alcanza las dos cifras. De quedar así, el partido de Obrador, por sí solo, se quedaría corto para ganar la mayoría.

Sin embargo, los escaños ocupados por la coalición Juntos Hacemos Historia sumarían alrededor de 319. Muy superior a los 167 que les pronostican a los partidos coaligados en Va por México y suficientes para asegurar el futuro de la 4T. De cualquier forma, parece que la hegemonía de Morena, después de estas elecciones, llegará a su fin y requerirá apoyarse en el PT o el PVEM —si no en ambos— para controlar la Cámara de Diputados. E4

La Habana, 1975. Escritor, editor y periodista. Es autor de los libros El nieto del lobo, (Pen)últimas palabras, A escondidas de la memoria e Historias de la corte sana. Textos suyos han aparecido en diferentes medios de comunicación nacionales e internacionales. Actualmente es columnista de Espacio 4 y de la revista hispanoamericana de cultura Otrolunes.