La crisis del Hospital General

La prensa local informó el mes pasado (22-7-21) que el Hospital General de Saltillo es un caos, la crisis que arrastra se acentúa sin pausa y los que pagan hasta con su vida son los enfermos, quienes, aún con la pandemia encima, se ven obligados a emigrar hacia el servicio médico privado, los que pueden pagar.

Ahí laboran más de 700 empleados entre médicos, administrativos, intendencia y más de 300 enfermeras, sometidos todos a carencias insuperables para ellos, ya que la dirección y la Secretaría de Salud, miran para otro lado o padecen miopía.

La última medida que tomaron ante la insoportable crisis fue exigir la destitución de la jefa de enfermería, Juana Leticia Sánchez Guillén, a la cual se acusaba de falta de capacidad laboral, de preparación, de ética, de deshonestidad y corruptelas en la asignación del Bono Covid que ella asignó a sus amigos y varias personas de la administración, pero excluyó a enfermeras y médicos que son los que atienden directamente a los pacientes poniendo en riesgo su vida. Resulta que el historial laboral de Sánchez Guillén es desafortunado, por decir lo menos, de ahí que por ello en el Hospital se trabaja bajo protesta (2- 8-2021).

También es público que falta el agua, jabón y gel: hay fotos de pacientes que llevan su cubeta con el líquido para asearse y beber, me han comentado pacientes, maestros que participan en el plantón en la Plaza de Armas, contagiados de Covid, que ellos o ellas tenían que asear el sanitario y regadera, así como la habitación, lo cual parece increíble, una higiene deficiente en un hospital revela falta de supervisión de la administración. Son evidentes las plagas nocivas, abundantes moscas y cucarachas, incluso en el comedor.

No se cuenta con suficiente equipo para cirugías, guantes, alcohol, antibióticos, analgésicos, jeringas, tela adhesiva, ni bultos para partos, el personal de enfermería se ve obligado a aportar algunos de estos insumos pagando con sus propios ingresos, Sánchez Guillén niega la entrega de cubrebocas al personal de enfermería, o les proporciona inadecuados y de baja calidad. El hospital no cuenta con clima artificial, hay goteras y cuarteaduras en las paredes, techos y pisos.

El equipo de Rayos X que hace dos semanas fue reportado como inhabilitado ya fue reparado, pero se carece de impresión y ahora el TAC está fuera de servicio y se adolece de falta de reactivos de laboratorio.

El Subsecretario de Salud entró en pláticas con la secretaria del Sindicato, Sección 86 de la Secretaría de Salud, María de Lourdes Lidiet Reyes Martínez, el funcionario de la Secretaría de Salud solicitó una segunda oportunidad para Sánchez Guillén, Reyes Martínez en representación de los trabajadores, dijo NO, y se espera impedir imposiciones. Esperan que la Secretaría de Salud informará su postura, aunque han pasado más de tres semanas desde que la crisis se hizo pública y ni esa Secretaría ni la administración del hospital han respondido a los reclamos de los trabajadores.

Como puede captarse, el Hospital General está en una situación grave casi de un callejón sin salida para 700 trabajadores, pero hace falta voluntad política para armar un plan que lo vaya rehabilitando porque está más enfermo que los pacientes que ingresan ahí sin posibilidades de elegir otras alternativas.

La situación es similar o aún peor a la de las clínicas del Magisterio, aunque en este caso se conjuntan otras situaciones institucionales que ya hemos expuesto en este espacio. Los maestros están en pláticas con los cleptómanos dirigentes de la Sección 38 del SNTE, los cuales ponen caras de inocentes palomas.

Así está Coahuila, la priista en cuestión de salud, pero para ganar elecciones, comprar el voto y pagar la megadeuda para eso no falta y los coahuilenses aguantan vara, aunque en ello les vaya la vida.

Más de 100 días del plantón magisterial

El plantón de los trabajadores de la educación, pensionados y jubilados que mantienen su protesta en la Plaza de Armas, cumplió ya más de 100 días, lo cual considero un acto heroico pero injusto para ellos. El domingo 25 de julio el gobernador Riquelme y el presidente municipal de Saltillo, entregaban al Presea Saltillo en el Casino de la ciudad, los integrantes del plantón exigían por enésima ocasión la realización de una mesa técnica en la que se dialogue y se analice la problemática de las clínicas del Servicio Médico de las cuales se exige que presten un servicio integral, de calidad y completo, así como la justificación de los enormes adeudos a la Dipetre de las instituciones aportantes, el Gobierno del estado, el SNTE, Sección 38 y las universidades, en el pago de los adeudos de seguro y retiro a pensionados, entre otros.

El gobernador por fin aceptó la instalación de la mesa técnica, cuyas reuniones comenzaron el día 3 y 4 de agosto presididas por el secretario de Gobierno, Fernando de las Fuentes y otros representantes del Gobierno del estado, funcionarios de la Dipetre y del Servicio Médico, así como directivos de la UAdeC, de la UAAAN y una comisión integrada por la Coalición de Trabajadores de la Educación de Coahuila con representantes de las diversas regiones del estado. La Coalición presentó un diagnóstico general del Servicio Médico y la Dipetre, sobre las situaciones de riesgo, irregularidades administrativas y financieras, carencias, insuficiencias y deficiencias en el otorgamiento de los servicios y prestaciones.

Es de destacar que hubo una respuesta inmediata por parte de la Dirección del Servicio Médico que se comprometió a atender de inmediato las cirugías y tratamientos urgentes, respuesta que no deja de ser sorprendente y que merece supervisión y seguimiento por parte de los integrantes de la Coalición, además mostró que sí se puede, pero hace falta voluntad política, responsabilidad y compromiso institucional.

Los integrantes de la Coalición presentaron sus argumentos al secretario de Gobierno acerca de la crisis institucional de los organismos dirigidos por personal del SNTE, Sección 38, expresaron que esas direcciones responden a intereses políticos, criterios discrecionales y discriminación. Manifestaron que las instituciones de la Sección 38 presentan falta de información e inseguridad ya que las instituciones patronales que recaudan las aportaciones de los trabajadores no se entregan en tiempo y forma lo que obliga a la Dipetre a disponer de los recursos de las cuentas individuales de los trabajadores activos para pagar las pensiones y jubilaciones; pero además la ley no fija sanciones para los que la incumplen, como los aportantes institucionales.

El secretario de Gobierno, Fernando de las Fuentes se mostró accesible y receptivo a los reclamos de los integrantes de la Coalición, de manera que expresó que la problemática presentada es muy compleja porque no es nueva, data de hace muchos años, pero aun así es posible encontrar soluciones a largo plazo, buscar un camino de consenso para resolver las dudas respecto a las cuentas individuales y las pensiones y propone que es posible invitar a expertos que puedan elaborar un diagnóstico para valorar los conflictos y proponer vías de resolución de éstos.

De las Fuentes también propone analizar, cómo están operando los 17 organismos que ya ejecutan los estados que realizan un sistema de seguridad social único y su normatividad mediante un procedimiento de derecho y administración comparado, además de evaluar las formas de pensiones en otros estados. Lo que se busca en estas mesas de ejercicio democrático, estableció De Las Fuentes es encontrar vías legales, administrativas y actuariales que garanticen una seguridad social integral. Ya lo dijo, veremos si al discurso sigue la práctica y no queda en demagogia, como ha sido la costumbre, lo cual sucedió con el moreirato, Rubén N firmó acuerdos con la Coalición y no los cumplió, como simulador es incomparable.

Licenciada en sociología por la UANE, Saltillo. Ha cursado estudios de Maestría en sociología, con especialidad en ciencia política, UNAM. Posee varios diplomados, entre los que destacan Análisis Político, en la UIA; El debate nacional, en UANL; Formación de educadores para la democracia, en el IFE; Psicología de género y procuración de justicia. Colabora en Espacio 4, Vanguardia y en otros medios de comunicación.