La cultura, parte de la formación

Llegué a su oficina sabiendo poco de él. Leí algo en internet de sus años como diputado federal y local, conocía de oído que venía de la Región Lagunera, que había escrito uno que otro libro, uno de matemáticas —¡Que miedo! Seguro es medio ñoño—, si empezaba a hablar de números me quedaría congelado como tlacuache de carretera, francamente no me esperaba una persona como la que me encontré. Una persona analítica, devoradora de todo tipo de libros y verdadero aliado de la cultura y la promoción cultural. A Salvador Hernández Vélez le gusta la cultura y, como dicen por allí, le gusta bonito, no solo para la foto.

La cultura, una palabra que a algunos causa algo de roña o hace que voltees los ojos hacía arriba esperando un momento de aburrimiento, pero sin duda la cultura nos da una identidad y nos ayuda a forjar el carácter. Los valores compartidos a través de la comunidad o grupo social en el que estamos, nos dan un sentido de pertenencia. La cultura nos une y nos da una sensación de seguridad, libertad, y me atrevería a decir ¡felicidad!

¿Y Hernández Vélez qué tiene que andar promoviendo la cultura? Al entrar a su casa puedes ver un buen número de libros acomodado en su biblioteca, y claro usted dirá ¡Así que chiste! Cualquiera puede acomodar una serie de libros sin haberlos leído con tal que se vean bonitos, la diferencia es que «Chava», como le dicen sus amigos, ha leído cada uno de ellos, les tiene un acomodo particular, además de atreverse a romper la regla que los libros no se prestan, le basta conque expreses tu interés por un libro para que te lo preste y acuerde contigo que cuando lo termines lo discutan. Preocupado no solo porque en su casa se dé el gusto por las artes, sino que en su trabajo, en este caso la UAdeC también.

Además de contar con piezas de arte de artístas del estado en su casa, tiene en su círculo cercano de amigos escritores, promotores culturales y es gustoso de la música regional… ¿Y por qué le interesa a Chava la cultura? Sabe que es importante para la formación integral, no solamente de los universitarios, también de la formación propia del individuo.

Conoce y apoya que las distintas manifestaciones artísticas como la música, la danza, el teatro, etc. Las cuales son formas de exteriorizar o de contar nuestra historia, narrar el contexto. Por esto la cultura también es un legado y sirve de base en una sociedad porque en ella se transmiten enseñanzas para las siguientes generaciones. 

Aunque suene muy trillado, la forma de vida y las expresiones de una sociedad determinan su cultura. La cultura que se compone por nuestras costumbres, nuestros códigos, las normas, las tradiciones, y las distintas expresiones artísticas, representan para el ser humano un hecho vital. Salvador ha demostrado su preocupación por dejar cuidar el legado que nuestros antepasados dejaron, apoyando exposiciónes artísticas en sus diveras áreas, fortaleciendo el trabajo de la Escuela de Ciencias Sociales y publicando libros para compartir tanto de lo que nos da la naturaleza como de la experiencia misma del diálogo con intelectuales o lecturas que han llegado a sus manos.

¿Falta trabajo por hacer en la UAdeC en cultura? Claro, el trabajo nunca terminará, dar vida a la cultural no es cuestión de días ni de meses y Hernández Vélez lo sabe. Como también tiene conocimiento que no basta crear sino también difundir las creaciones que hace, apoyar a los artistas y promotores culturales que no solo buscan difundir y dar a conocer su trabajo sino a aliementar el mundo con arte y cultura, esas dos bocanadas de vida que le hacen muy bien al planeta.

El contar con Hernández Velez en la Autónoma de Coahuila es contar con un amigo de las artes en todas sus expresiones, no lo ve solamente como un área que cumplir, sino algo que debe ser y existir.

Promotor cultural.