LatinUS revive los desmanes del «moreirato» en el estado

El portal de noticias desglosa los principales actos de corrupción imputados a Humberto y Rubén Moreira. Después del terror los índices de violencia descendieron, pero la justicia nunca llegó, advierte Jacobo Dayán

Plataforma digital incómoda

Corrupción y violencia son rasgos de los gobiernos encabezados por los hermanos Humberto y Rubén Moreira, según el portal de noticias LatinUS, en un video reportaje dedicado al clan en su página principal. Coahuila sufrió durante el «moreirato» el azote del crimen organizado (uno de los casos más sonados es la masacre en Allende, en 2011), bajo la connivencia de las autoridades, multiplicó su deuda pública, gran parte adquirida a espaldas del Congreso, y el desvío de fondos públicos a empresas fantasma.

En 2005, cuando empezó el gobierno de Humberto Moreira, la deuda de Coahuila era de 323 millones de pesos, resalta LatinUS. El monto se disparó a 36 mil 510 millones de pesos en 2011. «Gran parte de la misma, casi 24 mil millones de pesos, fue contratada a largo plazo. De esos 24 mil millones, más del 70% sin la autorización del Congreso, violando así la Ley de Deuda Pública del Estado», advierte Marco Zamarripa, director general del Consejo Cívico de las Instituciones Laguna.

«(Rubén Moreira) nunca se preocupó por cambiar las fiscalías. Es decir, la justicia no llegó, ni el desmantelamiento de las redes de protección política. Digamos que puso una cara más amable a las víctimas, pero sus grandes demandas: encontrar personas desaparecidas, modelos de reparación serios y justicia, nunca llegaron».

Jacobo Dayán, investigador de El Colegio de México

Con esta herencia, al primer trimestre de 2021, la deuda llegó a 38 mil millones de pesos, la sexta más alta a escala nacional. Aun después de tres reestructuras, las obligaciones no se liquidarán antes de 2044, o sea, casi cuatro sexenios.

«Hoy Coahuila es el estado que más tiempo va a tardar en terminar de pagar sus pasivos. Estamos hablando de 23 años, cuando el promedio nacional es aproximadamente de 14. En promedio, al 2020, cada coahuilense debe 12 mil 184 pesos, mientras que cada mexicano debe 4 mil 538», destaca Zamarripa.

«Hoy Coahuila es el estado que más tiempo va a tardar en terminar de pagar sus pasivos. Estamos hablando de 23 años, cuando el promedio nacional es aproximadamente de 14».

Marco Zamarripa, director general del Consejo Cívico de las Instituciones Laguna

A pesar de que la Secretaría de Hacienda presentó denuncias en 2011, al detectar operaciones financieras irregulares para adquirir créditos, Humberto Moreira nunca ha enfrentado en México cargos relacionados con la megadeuda, advierte LatinUS.

Jorge Torres, en cambio, fue condenado a 36 meses de prisión en Estados Unidos por lavado de dinero.

Las mismas mañas

La continuidad del gobierno de los Moreira Moreira no mejoró la situación de Coahuila. Al contrario, la agravó, señala el portal de información. Con la llegada de Rubén a la gubernatura del estado en 2011, los niveles de endeudamiento no disminuyeron. Tampoco se redujeron los índices de corrupción. La Auditoría Superior de la Federación (ASF) reveló que durante la administración de Moreira II se emplearon de forma irregular 9 mil 637 millones de pesos, de los cuales faltan por recuperar 4 mil 792 millones.

Al mayor de los Moreira se le vincula con malversación de recursos públicos a través de empresas fantasma. El Hub de Periodismo de Investigación reveló en su reportaje «Frontera de papel: Desvíos de empresas fantasma en el norte de México» que, tan solo entre 2014 y 2017, el Gobierno estatal facturó 680 millones 154 mil 231 pesos a compañías fachada y personas físicas inexistentes.

Marco Zamarripa hace notar que, de las obligaciones bancarias adquiridas por el estado y que aún siguen pendientes, quedan por finiquitar 5 mil 341 millones de pesos a proveedores, entre los que se incluyen bienes y servicios contratados durante el Gobierno de Rubén Moreira.

Antes de ser nombrado próximo coordinador del PRI en la Cámara de Diputados, surgió otro escándalo que lo involucra. LatinUS recuerda que en la mañanera del 13 de mayo, el presidente Andrés Manuel López Obrador anunció que denunciará al exgobernador de Coahuila, Rubén Moreira, por haber recibido 30 millones de pesos del dueño de Altos Hornos de México (AHMSA), Alonso Ancira Elizondo, en 2014, por concepto de viáticos. La Fiscalía General de la República no ha recibido la denuncia.

Violencia y engaños

La seguridad es un tema sujeto a revisión permanente en los gobiernos de los hermanos Moreira, dice LatinUS. Mientras el período de Humberto destacó por la violencia y el control del cartel de los Zetas, la administración de Rubén se dedicó a maquillar gestiones que debían ayudar a las víctimas, pero nunca prestaron atención a sus principales demandas.

«A Humberto le toca el inicio de la violencia, incluso llegando a la zona de La Laguna, Torreón, convirtiéndose en una de las cinco regiones más peligrosas del mundo en esos años. Le toca también el control del penal de Piedras Negras, que se convirtió en un campo de exterminio, operado por los Zetas, financiado por el estado», explica Jacobo Dayán, investigador del Seminario sobre Violencia y Paz de El Colegio de México.

En este penal, de 2010 a 2012, los Zetas torturaban y ejecutaban a los detenidos. Asimismo, servía como base social para encontrar a nuevos reclutas, escondían a los secuestrados mientras esperaban por el pago de su rescate, o daban refugio a jefes del cartel cuando eran perseguidos por las autoridades federales. Todo bajo la aquiescencia de las autoridades.

Dayán afirma que los estragos causados por bandas del crimen organizado disminuyeron en la administración de Rubén Moreira a consecuencia de un trabajo articulado de los tres niveles de Gobierno de México y de Estados Unidos, además de que el cartel de Sinaloa enfrentó a los Zetas en la zona de La Laguna. «Pero nunca se preocupó por cambiar las fiscalías. Es decir, la justicia no llegó, ni el desmantelamiento de las redes de protección política. Digamos que puso una cara más amable a las víctimas, pero sus grandes demandas: encontrar personas desaparecidas, modelos de reparación serios y justicia, nunca llegaron», argumenta el especialista.

De acuerdo con el secretariado ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública, en 2017, año en que Rubén Moreira dejó la gubernatura, se presentaron 56 mil 311 denuncias por delito del fuero común, 13% más que al inicio de su gestión. E4


Plataforma digital incómoda

LatinUS se presenta como la primera plataforma binacional 100% digital, diseñada para generar y distribuir contenido de alto valor para las audiencias en México y Estados Unidos.

Entre sus firmas destacan las de Carlos Loret de Mola y Víctor Trujillo, enfundado en su personaje del payaso Brozo, además de Galilea Montijo, en la sección de entretenimiento.

El medio ha sido particularmente crítico con el presidente Andrés Manuel López Obrador y la 4T. AMLO señaló que «están en su derecho de confrontarnos», pero también hizo público que familiares del excandidato presidencial Roberto Madrazo —Federico Madrazo Rojas y Alexis Nickin Gaxiola, hijo y yerno respectivamente— movían los hilos del portal, apoyados por la exsubsecretaria de Relaciones Exteriores en el sexenio de Felipe Calderón, Patricia Olamendi; su hijo, Miguel Alonso; y Marco Antonio Estrada Castilleja, secretario privado del gobernador de Michoacán, Silvano Aureoles.

Con el perfil de este equipo de trabajo y su grupo administrativo, no es de extrañar que se mantengan las confrontaciones entre LatinUS y el presidente. E4

La Habana, 1975. Escritor, editor y periodista. Es autor de los libros El nieto del lobo, (Pen)últimas palabras, A escondidas de la memoria e Historias de la corte sana. Textos suyos han aparecido en diferentes medios de comunicación nacionales e internacionales. Actualmente es columnista de Espacio 4 y de la revista hispanoamericana de cultura Otrolunes.