Metrobús Laguna: la obra «encantada»; deja Rubén papa caliente de 1,500 mdp

El Sistema de Transporte Metropolitano debió entrar en servicio en 2017, pero debido a la pandemia, Banobras concedió una última prórroga para junio de 2021. En caso de incumplimiento, la institución reclamaría al gobierno del estado la devolución de 400 millones de pesos

Cronología

«Los Olvidados» de Buñuel, en la colonia El Arenal

Manifestaciones y perjuicios

El 19 de julio pasado el presidente Andrés Manuel López Obrador explicó por qué canceló la entrega de recursos para continuar con el proyecto del Metrobús en la Laguna. Fue durante una mañanera que dijo, ya estaban aprobados para expandir la obra a los municipios de Durango, pero que de manera legítima, cinco mil personas se opusieron y fue por esa razón que respaldó la cancelación a mano alzada.

«Se sometió a concesión en la asamblea. Se cuestiona mucho esto pero, ¿cómo vamos a llevar a cabo una obra que no quiere la gente? ¿Cómo vamos a imponer? Si les digo, yo iba con información para decirles: “Ya obtuvimos los recursos para que se construya el metrobús”. Yo pensé que lo iban a aplaudir. No. Resulta que lo vinculan a corrupción». Tras una prolongada pausa el ejecutivo remató: «Quién sabe por qué».

A casi cuatro años del inicio del proyecto el recuento de daños es enorme. Desde el cierre de largos tramos carreteros, decisión que impactó a conductores y peatones durante años, hasta la afectación económica para los pequeños y medianos comerciantes. No se puede hablar de ello sin establecer el incumplimiento de contratos, retrasos para la entrega de avances de la obra y sobre todo, la nula transparencia en el manejo de recursos públicos, lo que propició demandas y amparos de inconformes.

Pero también hubo fallas en las obras que provocaron lesiones a dos trabajadores y la muerte de una mujer atropellada por una retroexcavadora. El operador echó en reversa de manera imprudencial mientras realizaba maniobras en el bulevar Revolución, frente a la Plaza de la Tortuga.

En suma, la obra está en un pantano a pesar de que violentó el derecho ciudadano y se generaron daños patrimoniales económicos y culturales al retirar el Torreoncito de lo que el propio Rubén Moreira y Miguel Ángel Riquelme renombraron como «Plaza Cívica Conmemorativa del Centenario de la Toma de Torreón».

Invertir para destruir

Al igual que la crítica severa que se ejerce en tiempos de pandemia sobre la movilidad del pobre, cuando se cuestiona más al obrero por festejar en un barrio los 15 de su retoño en tanto que se guarda silencio por la boda para 700 invitados que un político le ofrece a su hija, los actos vandálicos sobre el patrimonio arquitectónico y cultural han sido una constante en Torreón y en la mayoría de los casos no se circunscriben al grafiti que hace una feminista furiosa sino al robo que ejercen delincuentes y mandatarios.

En este apartado han coincidido personajes como el historiador Carlos Castañón Cuadros y el artista y arquitecto Gustavo Montes, quienes han referido que los monumentos son signos identitarios de gran valor de las ciudades, los cuales muchas se ven amenazados por los gobernantes de turno.

«Este es una muestra de que unidos todos (…) sobre todo los tres órdenes de gobierno, las cosas salen bien».

Rubén Moreira (18.11.16)

Montes —maestro de arquitectura— considera que el saqueo de monumentos no se puede explicar si no se piensa en que existe algún tipo de contubernio entre la delincuencia y las fuerzas de seguridad. Por ello exhorta a generar amor hacia las cosas para que sean respetadas, hecho que demuestran con creces los indígenas en sus comunidades. De lo contrario, se preserva la idea de que «el que no tranza no avanza», criterio que genera una individualidad feroz y rapiña.

En este contexto y de acuerdo a la nota de Milenio firmada por Cecilia Rojas (03.04.14), en un acto cívico el gobernador Rubén Moreira y el alcalde Miguel Ángel Riquelme, acompañados por la anterior y actual secretaria de Cultura, Ana Sofía García Camil, develaron una placa con la cual renombraron la plaza donde se erigió la escultura El Torreoncito.

Rodeados por militares, el entonces magistrado y hoy cronista Jesús Sotomayor, así como el historiador Manuel Terán Lira, informaron sobre trabajos de remozamiento y recarpeteo en el bulevar Constitución entre las calles Ramos Arizpe y Múzquiz, en tanto que Moreira Valdez anunció que «en lo sucesivo, esta plaza se convertirá a mediano plazo en un centro de historia, con una estatua de Francisco Villa».

Nunca se supo de la supuesta estatua de Villa, pero lo que sí se confirmó el 12 de abril del mismo año a través de la prensa local fue que se remodelarían las fuentes de la supuesta plaza cívica. De acuerdo a Gerardo Berlanga Gotés, se invertirían 400 mil pesos.

Inexplicablemente el costo de la obra se duplicó. Etiquetada en el espacio de transparencia del ayuntamiento de Torreón como: ML-041-14 REACONDICIONAMIENTO INICIAL, REMODELACIÓN Y ACONDICIONAMIENTO DE FUENTES EN LA PLAZA CÍVICA EN C. MUZQUIZ Y BLVD. CONSTITUCIÓN EN TORREÓN, fue ejecutada por Obras y Materiales de la Laguna S.A de C.V. con recursos municipales por un monto con IVA de 936 mil 800.55 pesos, es decir, casi el millón por el cambio de unas fuentes.

A pesar de la inversión, fue el propio ayuntamiento el que aprobó destruir la plaza para instalar la estación del metrobús llamada Nazas. La escultura de El Torreoncito fue botada sin seriar a la Unidad Deportiva, lo que generó quejas. Ante la insistencia ciudadana para saber su destino, Alfonso Tafoya, titular del Órgano Regulador del Transporte Masivo en Coahuila, declaró ante los medios de comunicación no saber qué cuidados o trato recibió.

«No quiero entrar en polémica, pero puedo decir una cosa que es una realidad y está en el documento. Hubo una entrega recepción de todas las piezas del Torreoncito al final de la administración de Jorge Luis Morán», quien se quedó como alcalde interino cuando Riquelme pidió licencia para perseguir la gubernatura.

Las promesas

En mayo de 2016, el entonces alcalde Riquelme Solís destacó, en la presentación de la primera etapa del metrobús, que el proyecto fue uno de los compromisos de campaña de Enrique Peña Nieto como candidato a la Presidencia de la República. Anunció una inversión por mil 400 millones de pesos para el transporte colectivo que, se decía entonces, conectaría a los municipios de la zona metropolitana de la Comarca Lagunera de Coahuila.

En la ceremonia dijo que el talón de Aquiles de la ciudad era el transporte público por su deficiente infraestructura y funcionalidad. Así justificó la planeación de una ruta de 2.5 kilómetros de línea troncal, 1.2 kilómetros de par vial en las calles Ramos Arizpe y Melchor Múzquiz y 8.5 kilómetros de carriles confinados, así como 22 estaciones de trasbordo para 105 vehículos.

El compromiso no lo hizo solo como un alcalde con aspiraciones a la gubernatura, sino respaldado por Rubén Moreira Valdez, quien, como gobernador, cuestionó las voces disidentes al proyecto. Dijo que se había comprometido a ofrecer empleos para La Laguna, y que ahí estaban las empresas para iniciar las construcción del metrobús, tentativamente a finales del año 2017.

El 17 de noviembre de ese año arrancaron las obras de infraestructura vial en el bulevar Revolución para la ruta troncal del llamado «Sistema de Transporte Metropolitano Metrobús» con una inversión que se fijó en mil 500 millones de pesos con fondos de Banobras, los gobiernos estatal y municipal e inversión privada.

Gerardo Berlanga, director de Obras Públicas con Riquelme, volvió a aportar los aspectos técnicos de la obra, indicando que se requerirían 108 unidades con capacidad para 100 personas, las cuales utilizarían gas natural para movilizarse a una velocidad de 25 kilómetros por hora. El primer frente, dijo el ahora secretario estatal de Infraestructura, Desarrollo Urbano y Movilidad, abarcaría la carretera Torreón-Matamoros desde el bulevar Sarabia al Paseo de la Rosita y debería estar listo en enero de 2017.

Las promesas fueron rebasadas por los múltiples retrasos e inclumplimientos. Alfonso Tafoya aseguró recientemente que la obra civil concluyó el 30 de junio anterior y que debido a la pandemia por la COVID-19 y la disminución de los aforos, Banobras extendió el plazo para que el metrobús inicie operaciones en junio de 2021. Debe leerse que de no entrar el sistema en funcionamiento, el gobierno de Miguel Ángel deberá devolver más de 400 millones de pesos a la institución.

Crisis y coronavirus

José Ángel Cuéllar da contexto a la forma como se ha deteriorado el sistema de transporte debido a la pandemia. En el caso de los autobuses urbanos, más de 150 unidades están fuera de servicio debido a una baja de 50% en el aforo. Las rutas reportan pérdidas económicas pero los liderazgos siguen resistiendo porque, entienden, todo se ha desacelerado en cadena y ellos no tienen ingresos.

«La gente se sigue descapitalizando, y si hoy no hay dinero para renovar unidades, al rato menos va a haber. Obviamente, la inmovilidad del estudiantado nos perjudica, todo ese aforo se nos fue; aparte, la gente que ha perdido su empleo y el tipo de confinamiento para muchos otros que trabajan en sus casas nos han afectado gravemente».

A lo anterior se suma la competencia desleal de los taxistas «cinqueros» quienes, desde que se promovió el metrobús, les «roban» usuarios en las horas pico. El metrobús, apunta el líder transportista, serviría en un entorno de normalidad y no en medio de la crisis sanitaria por la COVID-19, pero los responsables de su instalación deben responder.

«Antes de que inicie (…), el sistema ya está quebrado. Algo que debería ser muy bueno, al hacerlo mal, no sirvió».

José Ángel Cuéllar, líder transportista

«Esta es una cuestión de principio y de orgullo, porque el promotor fue Rubén Moreira y el que tomó la obra fue Miguel Riquelme que ahora es el gobernador. Ellos tienen que buscar la manera de echarlo a volar además de que tienen la presión de Banobras y el Banco Mundial porque recibieron alrededor de 460 millones de pesos a fondo perdido. Si no lo hacen les van a exigir que regresen el dinero que no se utilizó».

Cuéllar afirma que el metrobús podría funcionar, pero la realidad de lo que se peleaba en origen ya cambió. Recuerda que las autoridades falsearon datos al decir que se movilizaría un aforo de 180 mil usuarios, cuando les demostraron a través del sistema de prepago que lo único que se mueve en las rutas ordinarias son 130 mil personas, cifra que con la pandemia se redujo a 95 mil.

«En el sistema troncal se hablaba de 136 mil usuarios y ahora no los movemos ni en todo Torreón. Entonces los modelos de negocios que ellos pregonan no están bien porque nunca los presentaron y con la pandemia cambió drásticamente el panorama. Hay que analizar ahora todo para poder sacar una tarifa y veo bastante inviable eso».

En el caso del metrobús para Gómez Palacio y Lerdo, Durango, recordó que el presidente López Obrador realizó una toma de decisión a mano alzada que canceló el proyecto sin dejar de lado que el gobierno del Estado incumplió años atrás con la entrega de documentos para la asignación de recursos.

«Ahora que empezó el semáforo rojo por la pandemia, dicen que los autobuses de Gómez y Lerdo trabajarán el sábado solo hasta las tres de la tarde, que el domingo no van a trabajar y piden que no suban más del 50% del cupo y con esa medida todos los transportistas estamos quebrados, no es rentable para nada, no sacamos ni los costos».

Sin apoyos institucionales para los transportistas, Cuéllar dice que las autoridades reviven el metrobús con la promesa de que funcionará el año entrante, situación que se duda razonablemente pues no hay datos que avalen la instalación de una tarifa justa y sobre todo, quién podría comprar autobuses nuevos de cama baja que utilicen gas natural.

«Las condiciones no están para nada de eso. El metrobús impidió que mucha gente renovara unidades y con la pandemia ya no se puede. Ellos quisieron echar a volar un negocio sin un modelo operativo. Lo que han hecho ha sido a la fuerza, el hecho de licitar las estaciones para pernoctar, talleres de encierro, la gasera. Todo eso nos los cobran a nosotros y tiene que repercutir en el precio de la tarifa.

»No quieren entender que nos pueden cobrar todo lo que quieran e incluirse en los negocios porque las concesiones las están dando a 30 años, pero en el momento que se firme y se eche a volar, la gente va a cobrar todos esos años por parte de un fideicomiso en el cual el gobierno va a tener que pagar de alguna manera su negocio”, acotó.

No sirvió para nadie

José Ángel Cuéllar apunta, al momento se pretende cobrar entre 25 y 28 pesos por pasajero en el metrobús cuando un camión ordinario mantiene una tarifa de 13 pesos. Cuando arrancaron el proyecto, asegura, querían que los transportistas compraran autobuses de hasta siete millones de pesos manejando una tarifa más barata y con el reporte de un aforo falseado, lo que endeudó terriblemente a algunos de sus compañeros.

Es por ello que, antes de que inicie el negocio, asegura que el sistema ya está quebrado y quizá deba apegarse a un esquema de subsidios gubernamentales. En el caso de los concesionarios, además debieron promover amparos y algunos hasta denuncias.

«Aquí se puso complicado porque nosotros teníamos años con el sistema de prepago y toda la información, y otros compañeros no tenían, entonces llegaron, los cuentearon con los aforos, se fueron con la finta, se lanzaron con las deudas y muchos a los cinco meses ya debían 100 millones de pesos. Algunos tuvimos que ampararnos.

»Nos ayuda mucho que nuestras concesiones son municipales y la autoridad es panista, eso ha impedido que (desde el gobierno) movilicen las concesiones y las hagan estatales. Tenemos un sinnúmero de amparos en cuatro años. Por la ruta troncal, ese ampararon 220 concesionarios de entre 580».

El colmo de la ironía, apunta, es querer meter en el mercado autobuses de cama baja que sólo podrán trabajar en el bulevar Revolución. En el resto de la ciudad no existan paraderos adecuados a las alturas requeridas, las vialidades están llenas de baches enormes y en tiempo de lluvias debido a que no han instalado pozos de absorción para mantener el negocio de la renta de bombas, prácticamente toda la ciudad se aniega. Cuéllar concluye que algo que debería ser muy bueno, al hacerlo mal, no sirvió para nadie.

El chiste se cuenta solo

El 16 de junio de 2019 en una gira de trabajo por Gómez Palacio, el presidente López Obrador anunció que comprometería apoyo para que el metrobús llegara a las ciudades laguneras de Durango. No obstante y ante rechiflas, improvisó una consulta que sin más segó la aplicación de recursos.

«A ver, nada más para medirle el agua a los camotes… que levanten la mano los que consideren que no hace falta lo del metrobús… Bájenla. Qué levanten la mano los que consideren que sí es necesario. Ya, no hubo metrobús».

En esa misma dinámica puso a votación a mano alzada la reorientación de los recursos para garantizar agua para consumo humano o el equipamiento de un hospital. Ante los concurrentes, AMLO sentenció: «Primero agua y luego el hospital, ese es mi compromiso». E4


Cronología

17 de noviembre de 2016

El gobernador de Coahuila, Rubén Moreira y el alcalde de Torreón, Miguel Riquelme, inician la construcción del Metrobús de la ruta troncal en la carretera a Matamoros. Empezaría a funcionar a finales del 2017. (Milenio)

18 de noviembre de 2016

Arrancan obras de infraestructura vial en el bulevar Revolución, para la construcción de la ruta troncal del Metrobús. Terminarían en diciembre de 2017. (El Siglo de Torreón)

17 de julio de 2018

Metrobús Laguna con 80% de avance.

El secretario de Infraestructura y Transporte en Coahuila, reitera que las obras concluirán es el 7 de noviembre. Agregó que el modelo de negocios aún no se ha definido. Se proyectaba que las negociaciones durarían alrededor de tres meses; las unidades se pedirían en noviembre, y para abril o mayo (2019) comenzarían a operar. (Milenio)

14 de julio, 2019

Metrobús Laguna estará para febrero de 2020 en Coahuila. El gobernador Miguel Ángel Riquelme indica que plantean uno similar en Monclova y en Saltillo. (Milenio)

15 de noviembre, 2019

Gobierno de Coahuila deja en vilo la fecha de arranque del Metrobús Laguna.

Pese a que Alfonso Tafoya y Gerardo Berlanga han señalado que la obra civil concluiría el 15 de noviembre (2019) y su operación comenzaría a finales de marzo de 2020, el gobernador Miguel Riquelme dice que registra un 95% de avance y que no hay fecha de arranque definida, para evitar especulaciones que generen nerviosismo entre los concesionarios. (Meganoticias)

13 de diciembre de 2019

La Secretaría de Infraestructura y Desarrollo Urbano proyecta que el Metrobús Laguna opere entre abril y junio de 2020. (El Siglo de Torreón)

08 de noviembre, 2020

Gerardo Berlanga Gotés informa que por la pandemia se recorre el inicio de operaciones del Metrobús Laguna hasta el 2021. Se invierten mil 500 millones de pesos. (Milenio)


«Los Olvidados» de Buñuel, en la colonia El Arenal

La avenida 5 de mayo, entre las calles 16 y Múzquiz, ha quedado cercada por la ambición. La instalación a medias de la central Nazas del Metrobús fue abandonada en obra negra por falta de pagos a los constructores. Sin embargo, causaron daños patrimoniales que ahora sufren con impotencia los vecinos de El Arenal.

«Nos quedamos en medio de todo y nadie se para a dar una cajita de despensa o gel antibacterial, está difícil entrar para acá y más porque ven a los polis y pos no. Los que tienen autos ya ni lo sacan porque deben regresar en sentido contrario por el Constitución y Ramos Arizpe, pegada a la orilla de la carretera», comenta una vecina.

La presencia policial se explica rápidamente. Al dejar la obra a medias, cualquier peatón distraído podría sufrir un accidente. Además, los responsables la abandonaron sin ningún tipo de custodia y ahora debe ser el municipio el que facilite un par de policías para hacer guardia permanente.

En El Arenal la mayoría de los jefes de familia son adultos mayores que se han quedado expuestos luego de que la constructora derribó una contrabarda. Las vecinas aseguran que esto permite las pillerías pero también que, de un lote baldío «salgan ratas del tamaño de un gato adulto». Así no se puede dejar la comida en la estufa porque se descuidan y los enormes roedores se alimentan primero.

Los colonos han intentado visibilizarse hasta en contiendas deportivas para protestar entre los puentes que comunican a Torreón con Gómez Palacio y dicen que para la Carrera Latinoamericana se colocaron con la intención de ser atendidos.

«Somos pocos, la última vez nos paramos donde iban pasando los carros para que vieran que somos los olvidados, atrás hay basura, animales. Todas las casas tienen cuarteaduras», dice Martha Alicia Castro, esposa de José Ascención Canales.

Esta pareja permitió el acceso a su domicilio, donde además viven sus hijos José, Jesús y María, bautizados con el signo de la Divina Providencia aunque apenas tienen 7, 5 y 4 años. Ellos deben ser el motor de José, quien perdió un negocio ambulante por la pandemia y ahora lava coches.

«Esta es una cuadra de gente mayor y pues me quedé sin trabajo. Vendía gorditas al carbón frente al Seguro 46 en Gómez, y a todos nos quitaron. Sé que ahorita está difícil y entiendo lo que es la pandemia. No niego la crisis pero yo tenía mi trabajo estable. Ahora yo voy y lavo carros en la Alameda… es de lo que estamos subsistiendo, pero aquí tenemos abuelos que sabrá Dios cómo le están haciendo».

En este barrio todos los días se tapa el drenaje. Cada tres días se quedan sin agua. Y cuando Servicios Públicos municipales llega a desbrozar, les deja la basura donde se anidan los roedores. Por si fuera poco, han registrado brotes de dengue.

José explica que cuando comenzaron a realizar los trabajos para la central Nazas, todas las casas vibraban. Una vecina de nombre Mayela confirma que los trabajos iniciaban a las seis de la mañana y despertaban a todos los habitantes en el sector. Pero un día José Ascención y Martha Alicia salieron y al regresar a casa vieron parte de la loza de la cocina en el suelo.

»Nos dijeron: “No somos de la constructora que estaba antes, nosotros acabamos de llegar pero déjanos tumbar lo que falta y al cabo yo respondo y vengo mañana o pasado para tenerte una solución, a ver qué se les puede poner para que tengan una protección en el techo». Nunca los atendieron.

El baño está cuarteado. También otras paredes. Todas las casas están en las mismas condiciones. Y aunque reconocen que las viviendas ya son viejas, la realidad es que no tenían daños en las estructuras hasta que llegaron las obras del metrobús.

«Por las cosas que hicieron, toda la pared se dañó. Se cayó un pedazote, cuando llegamos estaba tirado. Esto pasó cuando recién empezaron a tumbar las casas de al lado, ya tiene casi tres años», lamenta José quien, sabe, los dejaron expuestos. Incluso a algunas vecinas con las lluvias se les mete ahora el agua a ras del suelo.

Han intentado pedir que les reparen las viviendas, pero los responsables —acusan— «se echan la bolita uno al otro». Acudieron a la presidencia y les dijeron que la obra es estatal. Incluso cuando han protestado les han asegurado que «no ganan nada porque al estado no le afecta». Los bloqueos dañan al municipio mientras «a las autoridades estatales les vale». E4


Manifestaciones y perjuicios

16 de noviembre de 2016

Autoridades estatales y municipales arrancaron las obras de la ruta troncal del Metrobús Torreón, en medio de protestas y el anuncio de una inversión de mil 500 mdp.

03 de abril de 2018

Una mujer muere cuando el conductor de una máquina de trascabo la golpea. El operario trabaja en las obras del Metrobús.

15 de junio 2018

200 comercios del sector Alianza sufren afectaciones por las obras de la ruta troncal del Metrobús Laguna. Las autoridades dicen que se debió a que encontraron problemas subterráneos, en las tuberías.

03 de octubre de 2018

El paso a desnivel construido en el bulevar Torreón-Matamoros, entre Francisco Sarabia y Rodríguez Triana, colapsa en uno de sus muros. Los encargados de la obra argumentan que fue consecuencia de la humedad que propician las tuberías de drenajes.

20 de octubre de 2018

El Organismo Regulador de Transporte Masivo informó que el avance global del proyecto era del 80% y que las obras de la superficie de rodamiento estarán listas para antes de diciembre.