Oración del abandono

Nunca me desprendí de los amores,
pienso en el abandono
como un pretexto para volver,
para que el tiempo haga del pecho
un páramo de esperanzas abiertas.
Pienso en el abandono
como una noche de tres puntos suspensivos
que abre la ventana del llanto.
Las personas que me amaron
me veían como una casa alta,
de tres pisos
la cual puedes abandonar,
se fueron dejando las cerraduras abiertas
porque saben que no tengo
la fuerza de cerrar puertas.
Siempre fui el preludio
para que ellas encontraran el amor,
el sitio donde concurrían llorando,
el lugar en donde envolvían su corazón,
y cuando se marcharon,
también quise deshabitar mi persona.

Ciudad de México, 1994. Estudió Letras hispánicas en la Universidad Autónoma Metropolitana. Ha publicado en revistas como Círculo de poesía, Punto de partida, Mood Magazine, Revista Asalto, Nido de poesía. En 2018 publicó el poemario Para habitar mi sombra bajo el sello editorial Literalia. Es director general de Cardenal Revista Literaria y del Encuentro Nacional de Escritores Jóvenes de la UAM.