Violencia institucional contra el magisterio

En Coahuila existe un colectivo contra el cual los gobiernos del PRI se han ensañado impunemente, ese ha sido el sector magisterial afiliado a la Sección 38 del SNTE, al que también pertenecen los sindicatos de la Universidad Autónoma Agraria Antonio Narro y una parte de los de la Universidad Autónoma de Coahuila; que desde hace 10 años se agruparon como Coalición de los Trabajadores de la Educación Pública de Coahuila para defender los derechos que la ley de Seguridad Social del Estado les confiere, el Estado tiene la responsabilidad de garantizarla, porque es un derecho humano, por ello es irrenunciable, inalienable e imprescriptible —no pierde vigencia ni validez—. Las leyes del Servicio Médico de los Trabajadores de la Educación (1960) y la Ley de Pensiones (1961) están protegidas y adscritas al régimen de Seguridad social.

Ahora, de nuevo ante su indefensión, los trabajadores se han posicionado en un plantón permanente como hace cinco años —plantón que se prolongó por 70 días—, para hacer público su reclamo de justicia mediante la instalación de una mesa técnica conformada por el Gobierno del Estado y miembros de la Coalición de Trabajadores de la Educación para exigir del Estado: Atención Médica integral, completa y de calidad. Pago del adeudo millonario del gobierno del Estado y las universidades a la Dirección de Pensiones de los Trabajadores de la Educación (Dipetre) y al Servicio Médico. Pago de los adeudos de seguro y retiro a pensionados. Auditorías a las cuentas individuales, FOVI, Fondo de Ahorro, Talleres Gráficos, salones y centros recreativos. Denuncias penales por delitos en contra de las instituciones de Seguridad social y reparación de los daños.

Como ya se ha expuesto varias veces en este espacio, los trabajadores derechohabientes denuncian que, desde hace años, la Auditoría Superior del Estado detectó corrupción en el manejo de los recursos de la Dipetre por cientos de millones de pesos y el Gobierno no actúa para investigar y sancionar a los responsables de esos hechos, por lo que los trabajadores exigen una auditoría externa y que se transparente el uso de los recursos derivados de las aportaciones, ya que es evidente el déficit económico, la falta de calidad en la atención médica, así como el exponencial y despiadado desabasto de medicamentos, es todo un rosario de daños y corrupción impune y todo ello atenta en contra de la salud de todos los derechohabientes y sus beneficiarios; son cientos los fallecidos por las deficiencias y carencias del servicio médico, responsabilidades que se evaden, esa es violencia institucionalizada.

Ante hechos tan graves, la Coalición de Trabajadores de la Educación exige que se identifiquen las causas de la quiebra de pensiones, para que el gobierno del Estado aplique la Ley de Responsabilidades de los Servidores Públicos de Coahuila a quienes resulten responsables por el quebranto al patrimonio de la Dipetre y del Servicio Médico, que son un capital de los trabajadores.

Los manifestantes enviaron recientemente al gobernador Riquelme una carta reclamando investigación y justicia ante los desfalcos y él respondió con evasivas, se lava las manos, aludiendo que no es su responsabilidad, sino de la propia Dipetre y del Servicio Médico así como de la Auditoría Superior del Estado, quienes deben dar cuenta de los presuntos delitos en contra de las instituciones de Seguridad Social de los maestros, desconociendo que son instituciones a su cargo por ser organismos públicos descentralizados del gobierno del Estado de Coahuila.

Es claro que el egregio sucesor del moreirato no tiene arbitrio para asumir sus responsabilidades como garante de la seguridad social de los organismos públicos descentralizados, en cambio sí se ocupa con esmero de endeudar al estado para ganar elecciones, en eso está; ha sido el cruel verdugo represor del magisterio y sus derechohabientes y con él Chemita, que en su momento, siendo diputado aprobó leyes que dañaron seriamente los derechos del magisterio (2015). Chemita es muy serio, no mata una mosca, pero los maestros se encargarán de cobrarle en la elección. Se pide solución ya, pero de este gobierno no es posible esperarla. Alto a la violencia institucional contra los maestros. Ni un voto al PRI.

Diálogo y campañas políticas

El diálogo representa un elemento fundamental de la democracia y puede ser considerado como uno de los pilares fundamentales de la convivencia social ya que hace posible la coexistencia pacífica entre los diferentes miembros de una determinada sociedad.

El diálogo, en general, representa un intercambio de opiniones y argumentaciones entre individuos o grupos que se encuentran en desacuerdo sobre aspectos considerados esenciales, con el objetivo de encontrar una mediación o una superación de las contraposiciones, representa además una manera privilegiada y civilizada de fortalecer los acuerdos y pactos, de ahí que la búsqueda del bien común y de la verdad solo sea posible a través del procedimiento diálogo.

Tras el diálogo están valores fundamentales de la vida humana, expresados sobre todo por la solidaridad, el respeto por el otro, la tolerancia y la no discriminación. De manera que el diálogo es una forma de conversar, deliberar, responder, comprender y acordar, lo que evidencia que representa un pilar y un fundamento del intercambio, la cooperación social y el consenso para superar los conflictos colectivos.

Las elecciones comprenden varias etapas, aquí me referiré a las campañas municipales de Saltillo, que es el periodo por el cual pasamos para elegir a los dirigentes políticos que ocuparán los cargos públicos locales.

Las campañas electorales son el proceso a través del cual los contendientes —partidos, candidatos o grupos de interés especial— buscan apoyo electoral en una contienda para acceder a cargos públicos, las campañas son una etapa muy importante de las elecciones, ya que a través de ellas candidatos y ciudadanos interactúan en un diálogo en el que los futuros sufragantes exponen problemas y carencias de sus colonias o enigmas en asuntos educativos, de salud u otros y los candidatos proponen soluciones y presentan sus planes de trabajo, en esta etapa lo más importante es la información que intercambian.

Desafortunadamente, los ciudadanos de Saltillo cuentan con poca información sobre los grandes problemas urbanos; no obstante, en el caso del candidato Armando Guadiana, sí expone con claridad las carencias e insuficiencias que se padecen y tiene su plan de trabajo con soluciones viables para alcanzar el bienestar social.

Las campañas avanzan, el tiempo vuela y las cuestiones urgentes apenas sí son visibles y definidas para la mayoría de los ciudadanos. El candidato Guadiana ha realizado múltiples reuniones con mujeres y en todas predomina la precaria situación de las madres solteras y su terrible situación de la inseguridad de sus hijos, así como su inestabilidad económica por sus insuficientes ingresos.

El problema del agua está en la agenda del candidato de Morena, lo ha expresado: «tenemos que planificar y asegurar el abasto del agua para Saltillo de aquí a los próximos 30 o 40 años mínimo, y decidir alternativas frente a Agsal, porque el municipio es el directamente responsable de ese recurso público». Según el Capítulo II de la Constitución de Coahuila, apartado 3o, Las Funciones y Servicios Públicos Municipales son: 1. Prestar los servicios públicos municipales siguientes: a) Agua potable, drenaje, alcantarillado, tratamiento y disposición de sus aguas residuales. Este es un tema insoslayable en estas campañas, por eso la Asociación de Usuarios del Agua de Saltillo exige la remunicipalización del vital líquido, porque el agua no puede ser canjeada como una mercancía y eso es lo que hicieron los del PRIAN, abandonaron, renunciaron a esa responsabilidad legal y Chemita no dice ni pío al respecto, se sabe, es muy serio. También es urgente que el agua sea incluida en la Constitución local, como un derecho humano.

Es urgente abordar con una visión crítica las insuficiencias del municipio, con información objetiva y certera para dar a los ciudadanos elementos para un diálogo fecundo y la posibilidad de emitir su voto en condiciones atinadas por quien ofrezca mejor programa para el futuro de Saltillo.

Licenciada en sociología por la UANE, Saltillo. Ha cursado estudios de Maestría en sociología, con especialidad en ciencia política, UNAM. Posee varios diplomados, entre los que destacan Análisis Político, en la UIA; El debate nacional, en UANL; Formación de educadores para la democracia, en el IFE; Psicología de género y procuración de justicia. Colabora en Espacio 4, Vanguardia y en otros medios de comunicación.